Equinoccio de primavera, ¿qué sucede en México?

El inicio de la nueva estación en la mitad norte del planeta se produce con el equinoccio de primavera en el instante preciso en que la duración del día y la noche prácticamente coinciden en cualquier punto de la Tierra. Es el mismo instante en el que el hemisferio sur se inicia el otoño. Y llega lo que tiene que llegar: tiempo variable, cambio de ropa, alergias… y pirámides prehispánicas.

En los últimos años, cientos de personas acuden durante el equinoccio de primavera en México a construcciones prehispánicas para recibir el cambio de estación. Los lugares preferidos son la Pirámide del Sol en Teotihuacán y el Templo de Kukulkán en Chichen Itzá. Existe la creencia de que las culturas indígenas del país realizaban rituales en esta fecha para cargar energía. La costumbre consiste en visitar los lugares arqueológicos vestidos de blanco y con una prenda roja. Después de subir la pirámide o templo, se alzan las manos al cielo para recibir los rayos del sol y llenarse de vitalidad.

A pesar de la popularidad que el equinoccio de primavera disfruta en México, algunos arqueólogos y expertos señalan que los pueblos indígenas no recibían el cambio de estación con una ceremonia y mucho menos levantaban las manos al sol. Tanto los mexicas de Teotihuacán como los mayas de Chichen Itzá contaban con conocimientos avanzados de astrología y rendían tributo a la naturaleza. Por ejemplo, durante la jornada del equinoccio se puede apreciar la silueta de una serpiente formada como efecto de luz y sombra durante en las escaleras principales de Kukulkán, figura que rinde tributo al dios Quetzalcóatl. 

En el equinoccio de primavera los días van aumentando progresivamente su duración, con unas 12 horas de luz y, en consecuencia, las noches tardan más en llegar cada día que pasa (unos tres minutos más cada día). Las temperaturas aumentan y el clima se va volviendo más cálido hasta que el 21 de diciembre comienza el solsticio de invierno.

El equinoccio de primavera, o vernal, es el preciso instante en el que el Sol corta el plano del ecuador terrestre. Desde ahora,el Sol, que venía amaneciendo hacia el sudeste, saldrá exactamente por el Este, cosa que solo ocurre en los equinoccios, y se pondrá por la tarde justo en el Oeste. Esto provocará que el día y la noche duren prácticamente lo mismo, de donde surge el término “equinoccio” (noche igual).

El punto vernal se convirtió en la referencia para medir el paso de los años y el equinoccio de primavera fue el comienzo del año en prácticamente todos los calendarios de la antigüedad y en varios calendarios aún vigentes como el persao el indio.