ERC planta a Rajoy en el Congreso en protesta por las detenciones en Catalunya

Con un plantón. Esa ha sido la fórmula elegida por los diputados de ERC para protestar por las detenciones de varios cargos públicos de la Generalitat de esta misma mañana. 

“Usted y sus lacayos están deteniendo a cargos electos catalanes simplemente por sus ideas. Le pido y le exijo que saque sus sucias manos de las instituciones catalanas”, le espetó Gabriel Rufián -que no Joan Tardà como estaba previsto en un primer momento- a Mariano Rajoy antes de abandonar, junto a sus compañeros, el hemiciclo. “Sepa usted que por cada uno que detenga hay cientos dispuestos a respetar el mandato popular que tenemos detrás. La voluntad del pueblo de Catalunya es imparable. Es una lucha por los derechos civiles. Y ahora marchamos a apoyar a nuestros amigos”, agregó a modo de despedida. 

Mientras los republicanos se preparaban para abandonar sus escaños, Rajoy aprovechaba su turno de la sesión de control al Gobierno para “dudar” del sentido de “democracia” de su interlocutor.  “No le voy a explicar a usted, que no tiene ningún sentido del Estado de derecho porque le tiene sin cuidado, que esa es una operación ordenada por el juez para garantizar que se cumple la ley”, se defendió el presidente del Ejecutivo central. “Mientras ustedes se empecinan en sus errores, se salten la ley y quieran pasar por encima de todos, peor para todos. Yo estoy cumpliendo con mi obligación”, volvió a amenazar veladamente. 

Tras su respuesta, los diputados abandonaron sus escaños y, una vez más, el hemiciclo se convirtió en una batalla dialéctica. Los naranjas de Albert Rivera les dijeron adiós irónicamente con la mano, con la consiguiente respuesta de quienes estaban bajando por las escalinatas. Fue la presidenta de la Cámara, Ana Pastor, quien puso fin al caos. “Tengan respeto”, exigió a unos y otros en un tono de evidente enfado. 

(Habrá ampliación)

Loading...