Inicio Actualidad Escándalo en la Fiscalía: el caso Tsunami quedará en manos de la...

Escándalo en la Fiscalía: el caso Tsunami quedará en manos de la nº 2 de García Ortiz para blindar a Puigdemont

Nuevo escándalo en la Fiscalía. El caso de Tsunami Democrátic finalmente quedará en manos de la teniente fiscal del Tribunal Supremo y n º 2 del fiscal general Álvaro García Ortiz, Ángeles Sánchez Conde, para blindar al expresidente catalán fugado, Carles Puigdemont, frente a las acusaciones de terrorismo en este procedimiento.

Este martes se ha celebrado la reunión de la Junta de Fiscales de lo Penal donde se ha analizado el último borrador de informe presentado por el fiscal Álvaro Redondo, que rechazaba la investigación al expresidente catalán fugado. Tal y como publicó LD, Redondo efectuó un primer borrador en el que sí apreciaba terrorismo en Puigdemont, pero cambió su criterio y además en paralelo mantuvo una reunión con el fiscal general del Estado, Álvaro García Ortiz. Durante la votación, 12 fiscales han apreciado indicios de delito de terrorismo en la causa de Tsunami Democrátic frente a 3 que no. Además, 11 fiscales consideran que existen indicios suficientes para investigar por estos hechos a Carles Puigdemont.

Fuentes fiscales consultadas por Libertad Digital afirman que «Álvaro Redondo durante la reunión ha apelado por primera vez al artículo 24 del Estatuto Orgánico del Ministerio Fiscal (EOMF) para que el procedimiento pase a su superior jerárquica, es decir, la teniente fiscal del Supremo Ángeles Sánchez Conde, ante la falta de acuerdo de los fiscales de la Junta con su ponencia». Cabe destacar que el propio fiscal Álvaro Redondo ha defendido ante sus compañeros que no aprecia terrorismo en Puigdemont, pero sí graves delitos. Es decir, ha mantenido la tesis del segundo de sus borradores.

Las mismas fuentes consultadas por LD afirman que «Redondo sabía que iba a perder la votación y traía esta decisión tomada. Todo ha sido una maniobra orquestada y preparada con tiempo».

Dicha argucia fue adelantada este lunes por LD: «Álvaro García Ortiz deberá respetar el veredicto de la Junta de Fiscales, lo contario sería un nuevo escándalo y una cacicada. Extremo que no se puede descartar ya que este asunto es capital para el Gobierno de Sánchez y para el propio García Ortiz. Por ello, se podría asignar el caso a la mano derecha del fiscal general, Ángeles Sánchez Conde, teniente fiscal del Supremo, que rechazaría la investigación a Puigdemont».

El artículo 24 del Estatuto Orgánico del Ministerio Fiscal establece que «para mantener la unidad de criterios, estudiar los asuntos de especial trascendencia o complejidad o fijar posiciones respecto a temas relativos a su función, cada Fiscalía celebrará periódicamente juntas de todos sus componentes. A las Juntas de las Fiscalías especiales podrán ser convocados sus Fiscales Delegados».

«Los acuerdos de la mayoría tendrán carácter de informe, prevaleciendo después del libre debate el criterio del Fiscal Jefe. Sin embargo, si esta opinión fuese contraria a la manifestada por la mayoría de los asistentes, deberá someter ambas a su superior jerárquico. Hasta que se produzca el acuerdo del superior jerárquico, de requerirlo el tema debatido, el criterio del Fiscal Jefe gozará de ejecutividad en los extremos estrictamente necesarios», añade.