Escasa repercusión del intento de boicot independentista a la banca

Una persona retira dinero de un cajero de CaixaBank, hoy en Barcelona

Una persona retira dinero de un cajero de CaixaBank, hoy en Barcelona

Síntomas de cansancio, agotamiento y cierto astío en el movimiento independentista. Una prueba más, hoy. La primera «acción directa pacífica» no pasará a la historia -siempre épica para los propagandistas- por sus efectos prácticos. Retirar dinero de los bancos en Cataluña, un 20 de mes, no es la mejor manera de estimular el activismo.

Al final, la iniciativa ha tenido más revuelo en las redes sociales de internet, donde quien sacaba dinero se afanaba a publicar una foto de los billetes o el cajero con la etiqueta #laforçadelagent que en el normal funcionamiento de las entidades bancarias. Ha sido precisamente en Twitter donde diputados autonómicos como Lluís Llach han animado a sacar la simbólica cifra de 155 euros por más que ningún cajero entregue billetes de 5.

El llamamiento hecho por Crida per la Democràcia, plataforma vinculada a Òmnium Cultural y con el respaldo de la Assemblea Nacional Catalana (ANC), a retirar esta mañana dinero en efectivo de los cinco principales bancos nacionales ha tenido una escasa acogida, informa Efe de fuentes financieras.

La iniciativa, criticada ya en ciertos entornos independentistas anoche mismo, nada más conocer el detalle de la primera «acción directa pacífica», llamaba a retirar la cantidad que el consumidor quisiera, preferentemente entre las 8.00 y las 9.00 de la mañana, y a destinar el dinero a la compra semanal, a hacer un donativo a una ONG o al consumo propio.

Al mismo tiempo, Crida per la Democràcia instaba a los clientes del Banco Sabadell y de CaixaBank -que secundaran la acción- a expresar su desacuerdo con la decisión de trasladar su sede social y fiscal fuera de Cataluña, reacción empresarial a la deriva secesionista que ha tomado la Generalitat.

Sin embargo, la iniciativa pasará más por anécdota con ruido en Twitter que por una «acción» con resultados tangibles. Apenas colas en un puñado de oficinas de las miles que hay en Cataluña. Fuentes financieras han asegurado a Efe que la actividad a primera hora de la mañana ha sido la habitual propia de un viernes.

Además, ninguna sucursal bancaria se ha quedado sin dinero en efectivo, pues los bancos llevan días haciendo previsiones sobre posibles «acciones» de este tipo, y la de hoy podría parecer que tenía más fuerza pero ha quedado en una anécdota.

«Acción» criticada desde el PDECat

Cuatro personas hace cola en un cajero de Banc Sabadell

Cuatro personas hace cola en un cajero de Banc Sabadell

Pese a ello, no han sido pocos los políticos del PDECat que han criticado en público este tipo de iniciativas. El consejero de Empresa y Conocimiento, Santi Vila, en un mensaje publicado en su cuenta de Twitter, ha asegurado que «tensionar los bancos o dinámicas de boicot comercial no son la mejor manera de hacerse escuchar. Poner en riesgo la economía es siempre un autogol».

También la coordinadora general de la formación que preside Artur Mas, Marta Pascal, ha respaldado la opinión de Vila y ha añadido que: «Queremos construir un país de gente libre. Queremos hacerlo en libertad, respetándonos. Con su dinero, ¡que cada uno haga lo que quiera!».

Frente a esta posición clara en contra de la iniciativa de Crida per la Democràcia, Oriol Junqueras, presidente de ERC y lugarteniente de Carles Puigdemont en el gobierno catalán, se ha mostrado más partidario con los promotores de la «acción». En una entrevista para Catalunya Ràdio, Juqnueras ha indicado que de la misma forma que la Generalitat «es respetuoso con la libertad de empresa, también lo es con la libertad de consumo».

De la misma manera, otras entidades independentistas, como Súmate -del entorno de ERC y dirigida a los castellanoparlantes- han animado a secundar «la acción». Una iniciativa que ha llenado Twitter de casos curiosos, como el del activista independentista que dice que ha sacado dinero de CaixaBank, sin ser cliente, y que por lo tanto este banco le ha cobrado 2 euros de comisión. «Trabajo hecho», asegura.

Loading...