Inicio Actualidad Espadas acaba la campaña reivindicando a Chaves y Griñán ante Sánchez: «Dieron...

Espadas acaba la campaña reivindicando a Chaves y Griñán ante Sánchez: «Dieron la piel por Andalucía»

Entre el mitin del PP y el del PSOE, ambos a orillas del Guadalquivir, se situaba a medio camino exacto el Palacio de San Telmo, sede la Junta de Andalucía, otrora una prolongación más del PSOE-A y ahora objeto de ambición de Espadas y Moreno. Una distancia equilibrada en kilómetros pero más sideral en las encuestas que colocan a los socialistas mucho más lejos.

En el Muelle de las Delicias, ante un sol de justicia y en plena canícula, Juan Espadas, el candidato del PSOE, volvía a expresar su «orgullo» por todos los expresidentes socialistas que tuvieron su despacho en San Telmo. Entre ellos citaba a los condenados, Chaves , Griñán, y la archienemiga de Sánchez, Susana Díaz, ante un auditorio encendido, y no sólo por la calor. «Dieron la piel por Andalucía«, sentenciaba Espadas citando a todos los expresidentes.

Una derecha que sonríe y otra que grita.

Los socialistas afrontan la recta final de las elecciones con las encuestas en contra y tratando de movilizar a su electorado. «No es elegir entre una derecha que sonríe y una que grita, sino entre un gobierno de izquierdas» afirmaba Pedro Sánchez.

Los socialistas asumen que la buena imagen de Juanma Moreno Bonilla, rebautizado en el cierre de campaña socialista como «el indolente», es un factor de desmovilización de su electorado por eso se aferran en vincularlo a Vox. «O Juan Espadas o un Gobierno con Vox», decía Sánchez casi como última lema de campaña.

«El señor Moreno ,ese que dice que no recibe indicaciones, y tenía a Teodoro García Egea junto a Ortega Smith firmando el pacto de Gobierno», añadía Espadas tratando de robar la bandera andalucista, y no dependiente de Madrid, de la que ha hecho gala Moreno durante su campaña.

El candidato socialista, reconociendo implícitamente su falta de carisma, atacaba las últimas fotos de Moreno durante la campaña. «Votadme porque soy muy fotogénico», afirmaba imitando al candidato popular. «En Andalucía hay que votar a quien se pringa y soluciona los problemas«, terciaba ante una ovación y, en referencia a la estrella de la campaña, la vaca Fadi, Espadas pedía «no hacerse fotos con quien no te escucha».

Las encuestas fallan

En el PSOE prefieren no comentar sus trackings, pese a que los últimos días le estaban dando una bajada. «Los sondeos fallaron cuando dieron presidente a Javier Arenas y volvieron a fallar en las últimas elecciones, daban más de 40 escaños a Susana Díaz«, afirmaban fuentes socialistas que confían en dar la vuelta a los pronósticos y restan importancia a las encuestas.

«Habrá muchas papeletas a la derecha pero solo hay una papeleta que puede frenar a las derechas», resumía el presidente del Gobierno, que apenas se ha implicado en esta campaña. Sólo tres mítines, ni uno más de los que estaban previstos al inicio, y descartando el doble cierre que estudiaban en Ferraz.

Mitin reventado

El último mitin tampoco empezó con buen pie para Sánchez. Los socialistas empezaron con más de 15 minutos de retraso, pese a que el auditorio estaba no era muy grande entre 500 y 1000 personas, y entre ellas estaban varios trabajadores de Abengoa que reventaron el mitin al grito de «Abengoa solución», justo cuando Sánchez empezaba a hablar. «Claro que sí», terció el presidente mientras el personal de seguridad les desalojaba.

Publicidad