Inicio Actualidad España creará un registro especial de vacunación Covid-19 para seguir la evolución...

España creará un registro especial de vacunación Covid-19 para seguir la evolución de cada vacunado

El ministro Salvador Illa ha anunciado que se está preparando un registro especial de vacunación Covid-19 con el que se realizará un seguimiento de cada persona que reciba la vacuna. Un registro con el que se controlará así la evolución de todos los ciudadanos después de ser vacunados en un proceso que a tenor de lo que ha recordado el titular de Sanidad empezará el próximo mes de enero.

La estrategia de vacunación que se está preparando por parte del Comité en el que participan el Gobierno de España, las autonomías, científicos, expertos en bioética y en sociología, entre otros, será igual en todos los puntos del país. Salvador Illa ha hecho estas reflexiones en el XXV Encuentro de Economía de S’Agaró, en cuya organización participa La Vanguardia, donde ha señalado que a principios del 2021, en enero, España contará con una o más vacunas disponibles, siempre que se garantice su seguridad y eficacia.

En enero habrá una o dos vacunas disponibles, siempre que tengan garantías

Ante las dudas que puedan suscitarse sobre la capacidad del sistema para organizar el proceso de vacunación, el ministro de Sanidad ha querido dejar claro que el país tiene capacidad logística más que suficiente para vacunar a “30 o 40 millones de personas”. Aunque no se hable de ello, ha explicado, cada año se vacuna a millones de personas de la gripe, con 13.000 puntos en el país. En las últimas 8 semanas, ha recordado, ya se ha suministrado la vacuna a 14 millones de personas. Una logística que considera así más que suficiente y preparada para afrontar la vacunación de la Covid-19.

El ministro Illa asegura que el sistema tiene capacidad logística para vacunar a 30 o 40 millones de personas

En este contexto, ha aseverado que el Gobierno “será implacable con cualquier actitud anticientífica” que ponga en duda la necesidad de vacunarse. Por lo que ha asegurado que no se dejará ningún tipo de espacio a estas actitudes. La situación actual sigue siendo grave y frágil, ha dicho, por lo que el ha alertado de que queda aún un camino largo y duro para poder superar la pandemia. España y la Unión Europea comprarán más vacunas de las necesarias para asegurar que llegan a todos los ciudadanos. Si todas no se utilizan se darán a los países que necesiten.

Avisa de que el Gobierno será “implacable” con cualquier actitud “acientífica” con las vacunas

De todas maneras, ha considerado que las medidas desplegadas en todo el Estado son suficientes para controlar la situación de la enfermedad. “Descartamos –ha indicado- cualquier medida más drástica”. Hacía referencia a la petición de algunas autonomías de decretar el confinamiento domiciliario. En cuanto a las perspectivas de evolución a futuro, ha vuelto a señalar que será en mayo, cuando un porcentaje alto de la población esté vacunado, cuando se podrá producir un cambio de paradigma ante la Covi-19. Es en mayo cuando acaba el estado de alarma.

Illa descarta el confinamiento domiciliario y cree que con las medidas en marcha se puede combatir la Covid

El ministro también ha aprovechado para hacer una reflexión sobre lo que se ha hecho “bien y mal” en este periodo que empezó en marzo. Los estudios de seroprevalencia en España y la educación presencial han sido los aspectos positivos que ha destacado. Pero ha admitido que se han de extraer lecciones y reforzar el Sistema Nacional de Salud, que ha ido encogiendo desde la crisis del 2008. También ha señalado que se debe invertir en Ciencia, y asimismo, evitar la deslocalización de algunas industrias básicas. La pandemia ha demostrado la importancia, dijo, de poder producir en el país material sanitario y no tener que ir a comprarlo fuera.

¿La vacuna de la Covid debe ser obligatoria para toda la población?