Inicio Actualidad España cumple su sueño olímpico tras derrotar a Países Bajos

España cumple su sueño olímpico tras derrotar a Países Bajos

La selección femenina de fútbol rompió este viernes otra barrera, la olímpica, y logró una clasificación histórica para disfrutar en París el próximo verano de sus primeros Juegos, después de ganar con autoridad por 3-0 a Países Bajos en el Estadio de La Cartuja de Sevilla y lograr también la clasificación para la final de la Liga de Naciones 2023-2024.

La campeona del mundo no falló en casa. No acusó la presión y firmó un gran partido que evidenció el por qué es ahora la número uno del ranking para conseguir algo que hasta hace no demasiado parecía impensable. Ya no sólo es el pase a sus primera cita olímpica sino el hecho de que llegará a la capital francesa como una seria aspirante a lograr el oro, algo de lo que sólo puede presumir el hockey sobre hierba, campeona contra pronóstico en casa, en Barcelona’92.

Y estas posibles nuevas ‘chicas de oro’ solventaron su semifinal con autoridad, desarbolando a un rival que no supo reponerse a los dos ‘mazazos’ que supusieron los dos goles en el tramo final de la primera mitad, aunque antes ya había podido ir por detrás en el marcador, y que le permitieron jugar con más comodidad una segunda parte menos movida. Ahora, a España le espera en la pelea por un tercer éxito en seis meses precisamente la anfitriona de este verano, una Francia que ganó por 2-1 en la otra semifinal a Alemania y que abre una nueva oportunidad para neerlandesas y alemanas de estar en París.

España sacó un gran botín tras los primeros 45 minutos, aunque bien pudo ser mayor si Salma Paralluelo hubiese tenido más tino ante un combinado neerlandés, que repitió las tres centrales pero juntando a Miedema con Bereenstey y Martens y que trató de tener más la pelota y presionó arriba para intentar incomodar con Groenen muy encima de Bonmatí para que esta no pudiese jugar cómoda en una zona donde Laia Aleixandri ‘hizo’ de Tere Abelleira.

De hecho, el primer aviso fue visitante con un balón cruzado al segundo palo al que no llegó por poco Brugts. Sin embargo, la réplica de la campeona del mundo fue instantánea y con Salma Paralluelo como protagonista. La delantera del FC Barcelona fue un tormento para la zaga rival cada vez que encontró espacios, pero le faltó más finura en sus definiciones para haber demostrado una vez más que puede ser una de las grandes dominadoras del fútbol.

La futbolista aragonesa perdonó un mano a mano muy claro ante Van Domselaar, con un control quizá de más y una ‘picada’ que se marchó rozando el palo, y a renglón seguido, tras un error de la portera en la salida de balón, no atinó tampoco con el pase de Athenea del Castillo, que poco después estuvo a punto de ‘cazar’ un balón en el área.

Países Bajos no dejó de mirar la portería de Cata Coll pese a estos avisos y a arriesgarse a dejar espacios atrás, pero sólo encontró un potente disparo de Bereensteyn, bien controlada por Irene Paredes y Laia Codina, que encontró un buen y rápido pie de la balear en su palo. Más clara fue de nuevo otro mano a mano de Salma Paralluelo, a la que le pudo sobrar un control de más antes de estrellar su remate sobre Van Domselaar.

A partir de ahí, fueron bajando algo las revoluciones y España pudo imponerse más y obligar a las visitantes a recular. La campeona del mundo pudo manejar mejor el ritmo del choque y encontró el premio que se le había resistido en dos ‘latigazos’ que dejaron ‘groggy’ a los Países Bajos. Primero, en el 41, de Jenni Hermoso, fina al borde del área para quitarse a una rival y luego definir con suavidad. Luego, en el 45 y con la campeona de Europa buscando los vestuarios, Mariona Caldentey dibujó un sensacional pase al corazón del área para la clásica aparición de Aitana Bonmatí y hacer el 2-0.

Países Bajos, Ona Batlle sentencia

Andries Jonkers metió a Damaris Egurrola por Miedema en busca de soluciones y el arranque de su equipo en la segunda mitad fue bueno y obligó a la defensa española a mostrar concentración para evitar males mayores para Cata Coll. Montse Tomé, por su parte, no retocó lo que había funcionado y mantuvo a las mismas once pese a que su rival apretaba.

Salma Paralluelo tras otra maniobra genial de una Mariona Caldentey volvió a poner a prueba con un disparo potente, pero el choque tenía cada vez más dirección hacia la portería española porque las visitantes eran ahora las que tenían el balón. España necesitaba recuperarlo a través de sus centrocampistas, pero Tomé no retocó nada ahí y el primer cambio fue el de Alba Redondo por Athenea del Castillo para intentar aprovechar también los espacios.

Con el encuentro entrando en una fase en la que pasaban pocas cosas, lo que interesaba a las locales, la seleccionador permitió el debut de la joven Vicky López, por Jenni Hermoso, y metió a Oihane Hernández por Olga Carmona para controlar el presumible arreón final visitante. La entrada de la lateral del Real Madrid provocó el cambio de banda de Ona Batlle, encargada de sellar el billete a París, tras una buena internada y un pase que no acertó primero Alba Redondo ni tampoco ella misma en su primer intento. El choque acabó ahí y España pudo saborear con calma una nueva hazaña.