España Low Cost

Con el foco informativo nacional instalado permanente durante los últimos días en el publirreportaje gratuito de Podemos, con un spot de publicidad rodado en el escenario del Congreso de los Diputados. El guion inspirado en la tediosa e interminable moción de censura de Pablo Iglesias y señora, burda excusa para estar en el candelero en horas bajas para la formación cainita.

Tan solo transcurrió medía mañana, y ya provocó en mi algo que nunca pensé que me pasaría, y es que llegué a echar de menos la verborrea del defenestrado Errejón en la tribuna oradores. La pareja de tele-predicadores por turnos se repartieron el tiempo que iban a utilizar para anestesiar el país. Las peroratas Low Cost reflejaron con éxito en tiempo y forma el resultado de las mejores enseñanzas recibidas del castrismo.

No importa lo que digas, No importa la contradicción con tus hechos, lo que importa es la cantidad de veces que lo dices, repetir continuamente las negativas obviedades que asolan a nuestro sistema y a nuestras instituciones y, al tiempo reclamar, proponer utópicas bondades en las que la humanidad al completo estaría de acuerdo.

A semejanza del programa “Aló presidente” de Venezuela, pero con menos colorido y sin chándal, en este lado del Atlántico no defraudaron, fueron cansinos, aburrían a unos y al tiempo desesperaban a otros. Y hasta entre los propios correligionarios se llegaron a dormir. Insólita la visión del diputado de “En Comú Podem” Su señoría secretario de la mesa de la cámara estaba dormido, algo que por otro lado tampoco es raro, lo acostumbran hacer en diversas instituciones los “hacendosos” cargos públicos de la formación morada.

Como un angelito infiel a la pesadilla bolivariana del discurso, acurruco tiernamente la cabeza sobre el mullido cuero del escaño, y una vez aplastados los canosos rizos a lo afro, le venció el sueño. Como han cambiado las víctimas de Morfeo en las Cortes Generales. Hemos pasado de ver durmiendo al ingenioso Senador y premio Nobel Camilo José Cela, a ver dormido al entrañable Diputado Marcelo Expósito. Y ya se sabe el dicho del literato gallego, no es lo mismo estar… Que estar…

Mientras anda distraída la opinión pública con las campañas podemitas, pocos recaen en la salida de la prisión de Nanclares de Oca en Álava, de Idoia López Riaño alias la “Tigresa” la asesina de perversa belleza y pérfidos ojos verdes, que con veintitrés víctimas mortales a sus espaldas, ya está en la calle, coincide que, también son veintitrés los años de condena cumplida, solo veintitrés años de los dos mil que le sentenciaron, es decir un año cumplido por cada una de las vidas segadas y de las respectivas familias destrozadas de por vida.

Ya se pasea por la calle con la etiqueta de la condena cumplida, gracias a los diferentes e interesados formulismos legales aplicados a la etarra, como son los siguientes: El arrepentimiento, la desvinculación a la banda terrorista ETA etc.

Y así, con esos simples pedazos de legalidad que son difíciles de hilvanar por si solos, y menos aún por el sentido común, vuelven atentar de nuevo contra la dignidad de las víctimas. La Tigresa por la calle y el Gobierno disimulando, discreto, como si no fuera con ellos, amparados en argumentos interesados, argumentación firmemente cosida a doble puntada con el hilo de la hipocresía del estado.

Jordi Rosiñol Lorenzo

Loading...