Inicio Actualidad España no va bien

España no va bien

Yolanda Gómez.- La situación que atraviesa la economía española tiene bastantes similitudes, por causas propias y ajenas, con aquella que se vivía en febrero de 2008, en vísperas electorales en el famoso debate entre el entonces número dos del PP por Madrid, Manuel Pizarro, y el vicepresidente económico de Zapatero, Pedro Solbes. Estamos, sin ninguna duda, ante un proceso de desaceleración económica, con muchos riesgos de agravarse ante la incertidumbre internacional generada por el Brexit y la guerra comercial entre Estados Unidos y China; la creación de empleo se desacelera y se incrementan las listas de parados; las exportaciones, tan importantes para sacar a España de la crisis, empiezan a tambalearse e incluso empeoran las cifras de ventas de coches y viviendas.

En aquel debate, también con una economía en desaceleración, Pizarro dijo que España no iba bien, y desgranó un ambicioso plan de reformas y rebajas impositivas para afrontar la crisis que se avecinaba. Solbes, por su parte, dedicó su intervención a negar la existencia de la crisis y defender la herencia de los cuatro años en los que había gobernado el PSOE. Ese día, la mayoría de las encuestas dieron por ganador a Solbes. «A nadie le gustan los cenizos», se argumentaba. Hoy, todo el mundo coincide en lo acertado del diagnóstico de Pizarro. Sin embargo, ese famoso debate sigue condicionando a nuestros políticos. Sus asesores les han dicho que al votante no les gustan los agoreros, y solo así se explica lo poco que se habló el lunes de economía: ni por parte de la izquierda, ni por parte del centro-derecha, y solo eso explica que ninguno de los cinco candidatos se atreviera a hacer un diagnóstico sobre la crisis que se avecina. Y difícilmente se puede atajar algo que no se reconoce. Y de eso ya tenemos experiencia.

El Gobierno de Zapatero estuvo sin reconocer la crisis hasta 2009, cuando la recesión ya estaba encima, con lo que las medidas que se adoptaron esos años fueron de gasto, gasto y más gasto, como si no hubiera un mañana. Quizá si se hubiera actuado antes, la factura no hubiera sido tan grande. Y lo que estamos escuchando estos días a Pedro Sánchez, y a Nadia Calviño, ¡nos suena tanto a lo que oímos a Solbes hace más de una década!

Tampoco han cambiado mucho en estos años las recetas de unos y otros, aunque ahora hablemos de bloques en lugar de hablar de partidos. El centro-derecha apuesta por bajar los impuestos y hacer reformas para hacer una economía más competitiva y crear empleo. La izquierda, quiere desmontar reformas aprobadas, la laboral o de las pensiones, y aumentar el gasto social. Mi opinión: la única forma de poder repartir la riqueza es crearla antes y generar empleo, y difícilmente eso se puede conseguir ahuyentado la inversión y subiendo los impuestos a las empresas. Solo hay que mirar hacia atrás.

¿Qué política de empleo considera más urgente?

Poll Options are limited because JavaScript is disabled in your browser.

  • Tener en cuenta toda la vida laboral del trabajador a la hora de cobrar la pensión 100%, 1 voto

    1 voto 100%

  • Derogar la Reforma Laboral y apoyar un nuevo Estatuto de Trabajadores 0%, 0 votos

  • Fomentar un contrato único para acabar con los contratos temporales 0%, 0 votos

  • Derogar todas las actuales políticas de empleo 0%, 0 votos

Total Votes: 1

07/11/2019

×

Ya has votado anteriormente (u otra persona desde tu IP).