España reduce su crecimiento al 0,8%, una décima menos, en el tercer trimestre

El Producto Interior Bruto (PIB) de España creció el 0,8% en el tercer trimestre del año, un décima menos que el 0,9% del trimestre anterior. En tasas anuales se crece al 3,1%, mismo ritmo que el dato previo.

Así, con la cifra que ha avanzado este lunes por el Instituto Nacional de Estadística (INE), se confirma un leve desacelerón en el avance de la economía española ya previsto desde las autoridades y casas de análisis, que aducen un enfriamiento del consumo interno, uno de los motores de las alzas.

En cualquier caso, hace 16 trimestres que se crece, pero se corta una racha de aumentos: en los últimos cuatro datos se creció el 0,7% dos veces seguidas, luego el 0,8% y finalmente el 0,9%.

El dato, que llega a septiembre, no refleja posibles impactos de la crisis política catalana en las cuentas nacionales, algo para lo que se deberá esperar ya al próximo año, pero cuyo coste se elevaría a un máximo de 12.000 millones de euros, como avanzó la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (AIReF).

En las previsiones del Gobierno para este año se recoge un crecimiento por encima del 3%, cifra que se quedaría en el 2,3% en 2018, después de una revisión a la baja de tres décimas por el impacto de la incertidumbre por Catalunya.

Se prevé que el año se cierre con un avance superior al 3%

Loading...