Inicio Actualidad España y el Pacífico

España y el Pacífico

El Pacífico ha desplazado al Atlántico como la principal vía comercial del planeta, lo que supone también las principales tensiones políticas y eventualmente bélicas, algo parecido a una nueva guerra fría. Las tensiones se producen fundamentalmente entre lo que he llamado Anglosajonia y la potencia china, secundada por Rusia, Irán y potencias menores. En ese conflicto, la UE se inclina a templar gaitas con China, por la importancia de las relaciones económicas, mientras que Anglosajonia tiende a mostrarse más radical, a pesar de que sus relaciones económicas también pesarán en todo caso.

Ante tal situación, algunos se plantean de qué lado puede ponerse España. La respuesta es: de ninguno. Se da la ironía histórica de que España, que descubrió el Pacífico (como había descubierto América, y no solo para los europeos, sino para los propios nativos y asiáticos, pues aunque estaban allí no sabían dónde en relación con el resto del mundo) y estableció la primera relación cultural y comercial entre las dos orillas y con Europa, carece de intereses en aquella región, si exceptuamos algunos culturales y debilitados en Filipinas. Y la pérdida de tales intereses se ha debido a la acción bélica precisamente de Usa e Inglaterra, nuestros “aliados”, que también tienen una colonia y fuerzas militares en la propia España. Tampoco puede España solidarizarse con una UE cada vez más despótica cuyo rasgo identitario más claro es hoy la ideología LGTBI y el llamado multiculturalismo. La UE es un producto de la dos guerras mundiales, en especial de la segunda, en las que no participó España, y ello no es casual.

Publicidad