“Evidentemente que me siento con fuerzas para acabar mi mandato”

Después de una temporada discreta, el presidente del Barcelona muestra convicción y firmeza en su gestión. Afirma que el club ha dado un salto adelante en los últimos años y que no tiene marcha atrás. En una entrevista concedida a este diario en el Camp Nou, Josep Maria Bartomeu se felicita por la renovación de Messi, subraya las capacidades de Ernesto Valverde y ve a diversos jugadores del filial a punto para ascender al primer equipo. Destaca la solidez económica de la institución, por lo que no intuye trabas en el macroproyecto del Espai Barça, y expresa determinación para pilotar la nave hasta el final del mandato, en 2021.

Cuando obtuvo el sí para la renovación de Messi, ¿qué pensó?

Yo lo tenía muy claro y sabía que el interés de Leo era seguir en el club y el Barça tenía interés en que Leo siguiera. Siempre tienes aquella duda, pero las negociaciones han ido bien. Han sido un poco largas, pero ha llegado el contrato firmado desde hace tres días. Es el mejor del mundo, de la historia del fútbol y que siga con nosotros estos próximos cuatro años para que continúe esta era que abrió Ronaldinho es una gran satisfacción. Ronaldinho aporta la magia, la sonrisa, Messi lleva la genialidad y el arte e Iniesta pone este equilibrio para hacer que esta era continúe.

¿Existe algún detalle que haya costado más en esta renovación?

Nada en especial. No ha sido nada difícil, pero sí largo y laborioso porque hoy en día los contratos tienen que hacerse muy bien, ser revisados por especialistas, asesores… Se ha hecho de la mejor manera. Es un contrato de junio. Lo enviamos el 24 o el 25 de junio y lo devolvió él hace unos días. Se había especulado con que se estaba demorando, y no: estábamos trabajando.

Así está todo firmado.

Sí. En unas semanas haremos la presentación del acuerdo, pero ya está firmado y entra en el ejercicio anterior.

Y el tridente está renovado.

A mí me gustaría poner en valor este hecho ya que hoy en día renovar a Suárez, Neymar y Messi en un mercado tan competitivo, con clubs con capacidad económica ilimitada, no ha sido fácil. Quiero destacar el trabajo que ha hecho el club. Hay que agradecer que estén en el Barça y los tres tienen contrato hasta 2021.

¿Se ha tirado la casa por la ventana para renovarles?

No. La economía del Barça es sólida, sana, es un club consistente, un club que desde hace unos años se basa en una cifra de ingresos muy importante pero también en ganar dinero. En esto de tirar la casa por la ventana se habla de límites salariales, que no existen. Lo que hay son recomendaciones, ninguna ley. El Barça tiene un nivel salarial alto en relación a los ingresos pero es que tenemos unos jugadores que no están en otros clubs.

Renovado Messi, es hora de afrontar los fichajes.

Bueno, también hay otro jugador al que le estamos ofreciendo una ­ampliación de contrato que es Iniesta. Hace tiempo que estamos hablando. Entre la magia de Ronaldinho y la genialidad de Messi hay un término medio que encarna Iniesta en esta era de tantos éxitos.

“El Barça ha dado un salto adelante y no hay marcha atrás”

¿Sería una locura afrontar un fichaje de 85 millones de euros? Verratti rondaría estas cifras.

Hemos hablado con él porque es un jugador que interesa al Barça. He hablado con el presidente del PSG y la respuesta ha sido que no está en venta. El PSG no quiere negociar. No quiere decir que de aquí al 31 de agosto cambie la situación, pero hoy en día el presidente del PSG me ha dicho personalmente ‘no me llames’. Hemos hablado, nos hemos visto pero dice que no lo venderán.

Los tuits contra Catalunya que en su momento puso Ceballos ¿le descartan para el Barça?

He hablado de Verratti porque Robert dijo que lo queríamos. De otros jugadores no puedo hablar porque este es un jugador del Betis y tengo muy buena relación con este club y con su presidente.

Sí podrá hablar de la Masia. ¿Con Valverde tendrá mayor presencia en el primer equipo?

Yo sé que estos días está hablando con Robert Fernández mirando algunos jugadores que irán seguro al primer equipo. Después veremos qué selección hará, pero en el Barça B tenemos jugadores como Aleñá, Cucurella… que tienen una proyección que los esperamos algún día. Palencia también, por ejemplo. Para esto Valverde es un acierto.

¿Qué objetivos le han planteado al nuevo entrenador?

Que incorpore jugadores del B, que conserve la relación mágica que hay en el vestuario del Barça entre los jugadores y que el socio del Barça disfrute del juego. Si hay una cosa que nos distingue es que cuando tu miras cómo juega el Barça te entra por los ojos. Ernesto sabe que este es un objetivo, que el juego guste y que entre por los ojos y la gente esté orgullosa de su equipo, y que luche. Si ganamos títulos o no, ya llegará.

¿Qué balance puede hacer de la última temporada?

Para un equipo como el Barça, con la potencia que tiene, ganar la Copa y la Supercopa de España es un aprobado. La temporada que viene volveremos a tener un Barça con las máximas aspiraciones.

¿Qué cree que tiene que mejorar la temporada que viene?

Las victorias. Porque nosotros tenemos un equipo muy bueno. Todo el mundo quisiera tener a Piqué, a Iniesta, a Busquets, a Messi, a Neymar, a Suárez, a Ter Stegen. Con dos o tres retoques es un equipo muy competitivo. En eso trabajamos.

¿A qué obedece la reestructuración del área de fútbol con Pep Segura como mánager?

Teníamos tres secretarios técnicos, Robert Fernández, primer equipo; Pep Segura en el Barça B y juveniles y Jordi Roura en el fútbol formativo. Vimos que faltaba ligarlo todo un poco más, tener una visión desde arriba que abarcara desde el prebenjamín hasta el primer equipo. Pep Segura asume esta nueva responsabilidad, que es la de director deportivo de fútbol, un cargo que en el Barça ya había existido. Es el que ejercía Zubizarreta. Habrá alguna incorporación más, porque queda vacante la plaza de secretario técnico del fútbol formativo. En los próximos días podremos comunicar la persona o las personas, creo que será más de una, que se incorporarán.

La Masia ha repuntado, pero eso provoca que vengan clubs a fichar chavales. ¿Se puede hacer algo para retenerlos a todos?

Eso ha pasado siempre pero la inmensa mayoría de jugadores siguen con nosotros, aunque es verdad que últimamente se han marchado algunos. Hoy en día que Cucurella renueve, que lo haga también Aleñá y que Palencia también renueve es una buena señal de que hay algunos que creen en su sueño. Otros como Jordi Mboula se han ido. Hemos de aceptar su decisión. Hay un club que es el Mónaco que ha pagado los 3 millones de cláusula. O el caso de Eric Garcia. Hay un club, que es el City, que abona 1,5 millones y se lo lleva. Los agentes tienen mucho poder, y a los agentes los clubs les pagan dinero también. No conozco las cifras pero estoy convencido de que los agentes de Mboula han cobrando tanto o más que el Barça para llevarse al jugador o los agentes de Eric Garcia también deben haber cobrado tanto o más dinero que el club para que juegue en el City.

Rakuten releva a Qatar. ¿Se ha liberado de la presión social que suponía la alianza con Qatar?

Cuando llegamos en 2010 nos encontramos con una situación económica difícil en el Barça, con un fuerte endeudamiento y que hacía falta pagarlo. Por eso estoy muy agradecido a Qatar Foundation y después a Qatar Airways por su patrocinio, pero llegó un momento, en 2015, que vimos que el Barça había crecido mucho. El Barça ha dado un salto adelante en los últimos años y no hay marcha atrás. Por lo tanto era una oportunidad de encontrar nuevos patrocinadores y de entrar en el mundo de las nuevas tecnologías. La negociación con Rakuten nos ha permitido que ahora, por el Brexit, sea el patrocinio más elevado del mundo del fútbol.

¿Qatar Air­ways seguirá como ­aerolínea oficial del Barcelona?

No lo sabemos. Algunas se han aproximado, también Qatar Air­ways, que está interesado en seguir siendo nuestra aerolínea. Se está negociando. Hemos de llenar esta categoría porque supone un dinero al que no renunciaremos.

Un dinero que ha de servir también para financiar el Espai Barça. ¿Provoca un poco de vértigo?

No. Es un proyecto aprobado en referéndum por una amplia mayoría de los socios. Es ilusionante. Con este proyecto daremos otro paso de gigante para seguir siendo una referencia.

¿La financiación está garan­tizada?

No hay problema. Hay tres patas en la financiación, la bancaria, la de los recursos derivados de la remodelación y la de los title rights (darle apellido al Camp Nou). Hemos hecho contactos con empresas y nuestra impresión es que conseguiremos bastante más de lo que pensábamos con los title rights. Conseguiremos más de 200 millones. A partir de septiembre nos pondremos seriamente en el mercado a buscar un patrocinador para el Camp Nou.

Muchos turistas quieren ver un partido y para lograrlo una forma es el Seient Lliure, que ha suscitado polémica.

Estamos disgustados con TV3, tanto en el fondo como en la forma de dar esta información. Ya hace muchos años que pusimos en marcha el Seient Lliure para los socios que no puedan venir, aunque no hay que olvidar que nosotros queremos socios que vengan. Es verdad que desde hace tres años tenemos entradas junto a las que ofrecemos al visitante un servicio mayor y mejor para obtener más dinero. Esto lo hacemos primero porque queremos seguir manteniendo el precio de los abonos y segundo porque queremos ganar más dinero. La temporada pasada ingresamos 17 millones por este concepto que nos sirven para reinvertirlos en los jugadores, en salarios, en fichajes, para lo que necesitamos. De aquí a decir, como ha dicho TV3, que hemos cometido irregularidades eso no es cierto. Es falso. Estamos muy decepcionados y enojados con TV3. La forma tampoco nos ha gustado por el hecho de venir aquí con cámaras ocultas para hacer un reportaje sin dar voz al Barça. Entiendo que haya algún socio que piense que el dinero ha de ser para él, pero no queremos socios que vengan a hacer negocio, sino que vengan aquí a ver los partidos. Aquí hay una mala intención evidentemente al decir que el club comete irregularidades.

¿Cree que esta situación se produce porque se intuye una debilidad institucional?

No veo dónde está la debilidad. La temporada futbolísticamente no ha sido todo lo buena que queríamos, pero de ahí a decir que hay debilidad…Nos hemos equivocado en cosas, pero no en el Seient Lliure.

Si hay un socio que ahora lo está pasando mal es Sandro Rosell, que sigue en la cárcel. ¿Teme que sus problemas le salpiquen más en su cargo al frente del Barça?

Los problemas de Rosell son ajenos al Barça. Pero si algunas de las prácticas que dicen que Sandro ha hecho se confirmaran estaríamos muy decepcionados. Y si algo de eso hubiera perjudicado al club económicamente el Barça actuaría en consecuencia. Pero no hemos visto nada que pueda afectar al Barça, con la información que tenemos hasta hoy. Como amigo que es de muchos de nosotros me sabe mal que esté en prisión preventiva.

¿Ha podido hablar con él desde que ingresó en prisión?

No, no. Desde que lo detuvieron no hemos tenido ningún tipo de comunicación con él.

Cada día se le abre un frente nuevo al Barça y eso hace que en el entorno se haya instalado un runrún que se pregunta si la junta aguantará. ¿Se ve con todas las fuerzas para agotar su mandato?

Evidentemente que sí. Mi compromiso con los socios que me eligieron en el 2015 se acaba en el junio del 2021 y hasta entonces tenemos un plan estratégico hecho que lo vamos tirando adelante. Nuestro plan se termina en 2021. Es mi segundo mandato y ya no me puedo volver a presentar, por estatutos.

¿A veces no siente un poco de envidia del Madrid, ya que su presidente acaba de ser reelegido, a la búlgara, y sin polémicas?

Se trata de otro club y cada club tiene una forma de organización diferente. Nosotros estamos muy contentos de tener un club democrático, plural y transversal.

Guardiola dijo en L’Esportiu que desde fuera se ve mejor el Barça que desde Barcelona. ¿Desde dentro del club se tiene la certeza que la entidad está mejor de lo que parece?

Ser presidente del Barça no es nada fácil porque es un club muy grande. Todo el mundo viene aquí a mirar cómo funciona la Masia, o como funciona el Seient Lliure o a nuestras peñas. El Barça es un club admirado y tenemos 300 millones de seguidores en las redes sociales. A nivel mundial seríamos el quinto país en población. Toda esta complejidad la gestionamos con honradez y honestidad.

Para acabar queríamos tocar la crisis de la sección de baloncesto. ¿Qué espera de un equipo que afronta una revolución total?

Aquí no hay revoluciones sino sencillamente un equipo que no ha funcionado. No quiero poner como excusas las lesiones o que el entrenador no conocía el entorno. Simplemente no funcionó y ahora le hemos dado la responsabilidad como mánager a Nacho Rodríguez y a Sito Alonso, un entrenador joven y con una personalidad muy parecida a la de Ernesto Valverde. Los dos nos ilusionan.

Loading...