Inicio Actualidad Exministros del PSOE y del PP advierten de “las peligrosas reformas penales”...

Exministros del PSOE y del PP advierten de “las peligrosas reformas penales” del Gobierno

Exministros del PP y del PSOE como Soledad Becerril, Rafael Arias Salgado, o José Luis Corcuera, así como otros ex altos cargos, embajadores, catedráticos y escritores, han apoyado un manifiesto firmado por más de 200 personalidades para alertar de un «desafío constitucional» y avisar de que la democracia «nunca es reversible».

En el manifiesto denuncian que la coalición de Gobierno, presidida por Pedro Sánchez y apoyada por grupos independentistas, «ha quebrado el proyecto histórico del PSOE comprometido con el cumplimiento de la letra y el espíritu de la Constitución de 1978″.

Hacen un llamamiento a socialistas «silentes», al PP y a la sociedad, sobre todo a la juventud, para que reaccione «cívicamente» y eviten la «entrega de los poderes democráticos a pretendidos líderes y sistemas populistas«.

«Las decisiones de un Gobierno, donde figura coaligada una fuerza política que, fuera de los cauces constitucionales obligados, propugna instaurar un modelo plurinacional de corte confederal, coinciden con la pretensión del secesionismo vasco y catalán de ruptura flagrante de la Constitución», incide el documento que critica la reciente derogación del delito de sedición.

Ex altos cargos del PSOE como Joaquín Leguina, recientemente expulsado del partido, así como académicos y escritores como Fernando Savater o los que fueran presidentes del CNI Jorge Dezcállar y de la CNMV Sebastián Albella, consideran que se están produciendo iniciativas legislativas «que propician una mutación que transgrede la separación de poderes».

Juan Luis Cebrián, presidente de honor del País y académico de la RAE, o la exvicepresidenta del TC Encarnación Roca y la eurodiputada Maite Pagazaurtundua figuran entre los firmantes que hacen un llamamiento a los partidos políticos y a la sociedad en general «en la convicción de que la pasividad o la indiferencia son incompatibles con el ejercicio responsable de la ciudadanía».

Publicidad