Inicio Actualidad Familiares de presos políticos en Nicaragua los dan por desaparecidos – La...

Familiares de presos políticos en Nicaragua los dan por desaparecidos – La Gaceta de la Iberosfera

La comunidad internacional, las organizaciones políticas y los familiares de los detenidos continúan demandando la libertad de los presos políticos, pero el régimen de Daniel Ortega sigue ignorándolos al mantener en aislamiento y sin derecho a la defensa a los últimos 26 opositores. La nueva ola de arrestos inició el 2 de junio. 

Los familiares de los opositores presos desconocen su paradero. Debido a que las autoridades carcelarias les reciben el agua que llevan para sus familiares –pero no los alimentos–, asumen que están en las celdas de la Dirección de Auxilio Judicial (DAJ), conocidas como el nuevo “Chipote”.

Algunos presos ya tienen casi dos meses de estar en las mazmorras del régimen y sus familias no reciben respuestas sobre el lugar donde se encuentran. Todos los días se presentan a las instalaciones del DAJ con la esperanza de tener noticias de sus familiares y que les reciban alimentos, pero el esfuerzo ha sido infructuoso y la agonía es cada vez mayor.   

Victoria Cárdenas, esposa del aspirante presidencial Juan Sebastián Chamorro, denunció a través de las redes sociales que su esposo no ha tenido acceso a su defensa y que su familia desconoce su paradero. Ella califica la condición de Chamorro como “desaparecido”.

“40 días desde que te arrebataron violentamente de nuestro hogar y en total violación de todos tus derechos y el de nuestra familia. Fuiste detenido y allanaron nuestra casa en horas de la noche sin orden judicial. Fuiste desaparecido, puesto bajo custodia en lugar desconocido sin ningún fundamento legal”, escribió Cárdenas sobre la situación de su esposo.

También escribió que Chamorro sigue detenido sin tener acceso a su abogado, por lo que es sometido a “trato cruel, inhumano y degradante que, a lo largo del tiempo, constituirá tortura cuanto más persista”.

El Movimiento Campesino de Nicaragua sigue exigiendo la liberación de sus tres líderes: Medardo Mairena, Freddy Navas y Pedro Mena, detenidos durante la última ola de secuestros. 

Es la segunda vez que el régimen arresta a los tres líderes del Movimiento campesino. La primera fue en el 2018, tras el estallido social, cuando Mairena y Mena fueron condenados a más de 200 años de prisión, acusados de “golpe de Estado”. Así califica la dictadura a las protestas antigubernamentales que demandaban un cambio de rumbo para el país. 

Sus familiares tampoco los han podido ver ni saber sobre sus condiciones.

La Alianza Ciudadanos por la Libertad (ACxL) sigue exigiendo la libertad de sus dos aspirantes presidenciales presos: Juan Sebastián Chamorro, Arturo Cruz; y de uno de sus fundadores, Pedro Joaquín Chamorro Barrios, hijo de la expresidenta Violeta Barrios de Chamorro. 

Elecciones

El exembajador de Nicaragua en Costa Rica, Mauricio Díaz, dijo que Ortega ha creado la actual crisis porque sabe que no podría ganar en un escenario de elecciones libres.

“Sin lugar a dudas saben que si van a una elección libre, competitiva, transparente con todos los estándares establecidos en la Carta Constitutiva y la Carta Democrática Interamericana de la OEA, pues con toda seguridad que pierden la elección, ¿Por qué? Hay agravios en nuestro país de reciente data que no han sido satisfechos [como] los sucesos de abril (2018), las víctimas, los muertos, los torturados, los exiliados, indican que hay un acumulado tremendo que a pesar de las apariencias de que todo está normal hay una anormalidad subyacente que uno la puede percibir en el temor, en el control policial que se ve a lo largo y ancho del país”, aseguró.

Para Díaz, no existe interés de Ortega en cumplir con las demandas de la comunidad internacional.

“Todo lo contrario, ha endurecido las leyes del combo represivo y no ha tocado nada de la Ley Electoral, de los jueces electorales, del funcionamiento del aparato que en Nicaragua ha servido para realizar fraudes institucionales. Esa ha sido la historia de fraude en nuestro país. Todo eso se mantiene y lo endurecen con un mayor control. Obviamente están en campaña. La fusión Estado-partido es evidente a lo largo y ancho del país, pero aun así no quieren dar elecciones libres”, comentó.

El régimen de Daniel Ortega se sostiene por el respaldo de la Policía y el Ejército, cuyos jefes y altos funcionarios de ambas instituciones han sido sancionados por Estados Unidos por su papel en la represión y violaciones a los derechos humanos. 

“El monopolio del poder, el control del poder sobre la policía, la lealtad de la fuerza armada es fundamental, aquí el principio que se aplica es que el poder nace de la boca del fusil,creo que es una vieja teoría marxista o maoísta, pero en la práctica eso es lo que nos está pasando”, subrayó.

Participar en elecciones

El exembajador cree que los nicaragüenses deben participar en las elecciones como una vía para salir de Ortega. 

“Creo que hay que participar denunciando, documentando todo lo que están haciendo, obviamente eso no significa que uno este casado con un proyecto donde realmente sino hay unas condiciones aceptables dentro y fuera para que estas elecciones sean creíbles, esto no va a tener ningún sentido. Pero recuerdo la vieja enseñanza de un amigo que ya falleció, el expresidente de Venezuela Luis Herrera Campins (1979-1984), ellos vivieron la transición de la dictadura de Pérez Giménez a la democracia y decía ‘no desperdicien los resquicios democráticos, no dejen que se cierren los resquicios democráticos’”, dijo.

Díaz cree que si la oposición no participa en los comicios sería un triunfo para Daniel Ortega. Dijo tener la esperanza que las cosas pudieran cambiar en Nicaragua luego de que la Corte Suprema de Justicia, dominada por el sandinismo admitió los recursos por inconstitucionalidad de la Ley de Reforma y Adición del Código Procesal Penal, presentados por organismos de derechos humanos.

La Corte también admitió recursos por inconstitucionalidad de las Leyes represivas aprobadas por Ortega: Lay de Agentes Extranjeros, Ley de Ciberdelitos y la Ley de Soberanía 1055. A través de la última el régimen ha logrado encarcelar a más de 20 opositores desde junio pasado.

“Él (Ortega) va a decir: ‘ellos se retiraron, no quisieron participar’. Él no es demócrata, él no quiere dar condiciones para unas elecciones creíbles. Hasta el día de hoy no ha dado ninguna señal ¿va a dar alguna? No sé, pero lo sano para el futuro de nuestro país sería que haya cambios. Todavía hay tiempo. A finales de julio se supone que deben inscribir las candidaturas al Ejecutivo, Legislativo y el Parlamento Centroamericano y podrían darse esos cambios. Sigo con la esperanza de que la señal de la Corte Suprema podría abrir una puerta. Más que un problema de derecho, es de poder, es la voluntad del poder actual la que puede inducir esos cambios, si no lo hacen simplemente después [vendrá] el diluvio”, concluyó.


Publicidad