Familias de la escuela pública critican que el próximo curso se mantengan ratios «como si no existiese una pandemia»

       MADRID, 24 Jun. (EUROPA PRESS) –

       La Confederación Española de Asociaciones de Padres y Madres del Alumnado (CEAPA) ha criticado al Gobierno por permitir que las comunidades autónomas puedan mantener las actuales ratios de alumnos por clase «como si no existiese la pandemia», y denuncia que prevalezcan «otros criterios sobre las medidas preventivas de salud».

       CEAPA responde así a la guía presentada este pasado martes por el Ministerio de Sanidad y el de Educación con recomendaciones para la vuelta a las clases en septiembre, después de la suspensión de la docencia presencial decretada en marzo contra el coronavirus. En la guía, el Gobierno recomienda que las clases no tengan más de 20 alumnos el próximo curso, pero dejará en manos de las comunidades autónomas que puedan elevar esa cifra hasta 25, el máximo legal.

       «La guía presentada por el Gobierno permite flexibilizar el máximo del alumnado para los grupos de convivencia estable de cara al nuevo curso. No podemos mantener unas ratios como si no existiese pandemia, prevaleciendo otros criterios sobre las medidas preventivas de salud», expone en un comunicado CEAPA, que agrupa a 12.000 asociaciones de madres y padres de toda España.

       La confederación de familias de la escuela pública reclama que el próximo curso sea «100% presencial como garante de la igualdad de oportunidades del alumnado», con «instrucciones claras que contemplen los distintos escenarios posibles para una vuelta a clase segura» y «plena participación de las familias y del alumnado en la toma de decisiones». También que incluya «planes de conciliación familiar y laboral».

       Además, CEAPA coincide con el Ministerio de Educación de Isabel Celaá al proponer una «flexibilización y adaptación del currículum para alcanzar los aprendizajes imprescindibles, eliminando los contenidos que sean innecesarios», pero exige que se garantice «mayor inversión la escuela pública» ante el nuevo escenario que deja la pandemia.

    LA PANDEMIA AHONDA EN LA DESIGUALDAD

       En el comunicado, CEAPA valora el inédito curso escolar que concluyó la semana pasada, con un tercer trimestre en casa para más de ocho millones de estudiantes españoles. Durante este tiempo, las AMPA aseguran que «la brecha social se ha acentuado, agudizando las desigualdades entre el alumnado», y critican que «no se ha tenido en cuenta la participación de las familias ni del alumnado en la toma de decisiones, pese al gran esfuerzo realizado».

       «La falta de instrucciones claras y de coordinación de equipos docentes ha sobrecargado de tareas al alumnado en muchos casos», añaden desde CEAPA. «Ha quedado en evidencia la falta de políticas de conciliación familiar y laboral, también la falta de formación y competencias digitales del profesorado, familias y alumnado».

       Del mismo modo, las familias de la pública lamentan la «falta de apoyo al alumnado con necesidades educativas especiales o con dificultades en su aprendizaje Los tratamientos de logopedia, fisioterapia o audición y lenguaje» durante este curso porque «desaparecieron en la mayoría de los casos sin dar ningún tipo de alternativa».