Felipe VI pide ante el Parlamento británico diálogo para hallar una solución satisfactoria para Gibraltar

En la solemne Royal Gallery del palacio de Westminster, el salón donde antiguamente se reunía la Cámara de los Lores; el rey Felipe se ha dirigido este miércoles a los parlamentarios de las dos cámaras, como hizo su padre hace 31 años, en el marco de la visita de los Reyes al Reino Unido. Y lo ha hecho, de nuevo, refiriéndose a los muchos asuntos que unen a España y a la Gran Bretaña, pero al principal punto de fricciones entre ambos países: Gibraltar.

En concreto, Felipe VI ha expresado su confianza en que el diálogo bilateral dará con la solución satisfactoria para todos en el contexto de salida del Reino Unido de la UE, especialmente pensando en la seguridad de los ciudadanos residentes en el Peñón.

Asimismo, el Rey ha expresado el respeto absoluto por la decisión del Reino Unido de abandonar la UE, y ha emplazado a los Gobiernos español y británico a “trabajar intensamente” para mantener “e incluso mejorar” las relaciones que han construido ambos países “dentro del proyecto europeo”. “Debemos pensar especialmente en los centenares de miles de británicos y españoles residentes en nuestros respectivos países”, unos ciudadanos “que aspiran legítimamente a una vida digna y segura para ellos y sus familias”, advirtió el monarca.

También ha tenido tiempo para mencionar las históricas relaciones entre ambas coronas –ha dicho que es un “orgullo” para él ser descendiente de la Reina Victoria– y ha dedicado unas palabras de elogio a Isabel II, a la que calificó de “admirable reina” y de quien ensalzó su “patriotismo, sentido de la responsabilidad, amor a su pueblo y permanente vocación de servicio en beneficio de todos los ciudadanos británicos”.

En una intervención en castellano e inglés, el Rey ha alabado además las “excelentes relaciones bilaterales” y ha trazado paralelismos entre ambos, al consideras que les une “un firme compromiso con la pluralidad y la diversidad” así como el “respeto a la soberanía nacional y a la legalidad”. Y también ha expresado de nuevo su solidaridad con el pueblo británico tras los ataques terroristas sufridos los últimos meses, aprovechando la ocasión para volver a rendir tributo al español Ignacio Echeverría, muerto en el atentado de Londres del pasado 3 de junio.

La visita de Estado, la primera desde la que realizaron hace 31 años los reyes Juan Carlos y Sofía, comenzó por la mañana con todos los honores. Cuarenta y un cañonazos, disparados desde la Torre de Londres y Green Park, marcaron el arranque de la visita institucional. El normalmente encapotado cielo londinense se abrió justo al mediodía, hora local, para recibir en el recinto de ceremonia de las Horse Guards Parade el Rolls Royce en el que viajaba la reina Isabel, vestida de malva, acompañada del duque de Edimuburgo.

En una tarima han esperado los dos coches, también de la marca Rolls Royce, en los que han llegado el Rey, acompañado por el Príncipe de Gales, y la Reina, con sombrero y conjunto de color mantequilla, junto a la duquesa de Cornualles. Ha sido el heredero británico quien ha ido a recibir a los Reyes a su hotel para trasladarlos a la ceremonia de bienvenida, donde esperaban Isabel II y su marido.

El Rey Felipe VI, la reina Letizia, saludan al príncipe Calos de Gales y doña Camila. El Rey Felipe VI, la reina Letizia, saludan al príncipe Calos de Gales y doña Camila. (Wpa Pool / Getty)

Tras oir los himnos nacionales, el Rey acompañado de un erguido y aún animoso duque de Edimburgo ha pasado revista a las tropas a los sones del Tedeum de Charpentier, más conocido como el himno de Eurovisión. A los Reyes les esperaba también la primera ministra Theresa May, que hoy a cambiado su habitual comparecencia de los miercoles en el Parlamento su presencia en la ceremonia de bienvenida. May, que asistirá esta noche a la cena de gala en Buckingham Palace, ofrecerá mañana una comida a los Reyes en Downing Street.

Tras los honores militares, la comitiva se ha trasladado a través de el Mall hacia Buckingham Palace, donde los Reyes se alojarán hasta el viernes. Abría la comitiva una carroza decubierta en la que han viajado Isabel II y Felipe VI, detrás la Reina Letizia y el duque de Edimurgo y tras ellos, el príncipe de Gales y la duquesa de Cornualles junto al ministro de Exteriores, Alfonso Dastís, y su esposa, y otros cuatro landós con los altos funcionarios de Zarzuela y Buckingham Palace. En una de las carrozas, junto a los secretarios de Estado de Comercio, Investigación e Unón Europea, viajaba también Jorde Moragas, jefe de Gabinete del presidente del Gobierno.

Las carrozas y landós han atrevesado el Mall, cubierto de banderas de España y Reino Unido, ante la curiosidad de los turistas que llenaban los alrededores de palacio de Buckingham. Este mediodía, los Reyes comen en el palacio junto a la reina Isabel, el duque de Edimurgo, Carlos y Camila con quienes, más tarde, compartirán un té en Clarence House, la residencia oficial de los príncipes de Gales.

La reina Letizi y la duquesa de Cornualles charlan durante la visita de los reyes a Reino Unido. La reina Letizi y la duquesa de Cornualles charlan durante la visita de los reyes a Reino Unido. (Hannah Mckay / AFP)
Loading...