Inicio Actualidad Filandón y Arahy, los templos gastronómicos que acogieron el final del marianismo

Filandón y Arahy, los templos gastronómicos que acogieron el final del marianismo

El ya ex Presidente de Gobierno, Mariano Rajoy, ha visitado dos de los restaurantes mejor valorados de Madrid tras su cese en el cargo. Acompañado por su pequeño gabinete de crisis, los más fieles y cercanos, Rajoy pasó la tarde del jueves en el restaurante Arahy, ubicado en plena milla de oro de la capital. Y este sábado, se ha despedido de su equipo de ministros en el prestigioso local Filandón, en la carretera de Fuencarral a El Pardo.

Filandón es el nombre que recibía la reunión que se realizaba, al calor del hogar, por las noches una vez terminada la cena. De estas reuniones familiares nace el concepto de este local madrileño que busca precisamente eso: que sus clientes se sientan como en casa. Entre los varios salones que el negocio pone a disposición de los clientes, se encuentra el principal decorado por una enorme y moderna chimenea que le da al restaurante ese ambiente acogedor de intimidad.

Una enorme y moderna chimenea adorna el salón principal de Filandón.

El enorme éxito de su carta, centrada en productos frescos en los que el pescado es la estrella, hace que no sea fácil reservar una mesa. Entre sus clientes habituales se encuentran, además de políticos, diversos futbolistas y personajes famosos de la sociedad española.

Otro de sus grandes reclamos, además de la calidad de la materia prima, es su gran terraza. Dispuesta como si de un pequeño paisaje rural se tratara, es una de las mejores terrazas de la capital.

Con el marco de un espectacular entorno natural, Filandón ofrece especialidades como la burrata con hojas verdes y olivas por 17€, la menestra de verduras de la estación, las alubias de Tolosa con sus sacramentos por 16€, el arroz negro con chipironcitos de costa por 19€/persona, el steak tartar de solomillo de vacuno por 23€, el bogavante gallego a la parrilla, el famoso lenguado Evaristo o las cocochas de merluza al pil-pil. Muchos de los platos miran al norte de España y la rica gastronomía del País Vasco. El precio medio del Filandón ronda los 80 euros por persona.

Filandón
El restaurante Filandón de Madrid, uno de los más prestigiosos de la capital.

En el otro lado del chalé se encuentran el resto de terrazas. Al pasar un riachuelo justo al lado, unas bombillas colgando decoran un paraje tranquilo, perfecto para desconectar de Madrid. Filandón pertenece al Grupo Pescaderías Coruñesas, el que suministra el pescado y el marisco a los mejores restaurantes de Madrid. Junto a Filandón, en Madrid capital cuentan con otros dos muy buenos locales: O’Pazo y El Pescador.

Así es Arahy

Arahy, el restaurante madrileño en el que Mariano Rajoy decidió montar su gabinete de crisis el pasado jueves, en pleno debate de la moción de censura, ha revolucionado el panorama gastronómico madrileño. El chef José Ynglada ‘Mundy’ regenta este local –antiguamente conocido como Club 31– conocido por su cocina de mercado renovada y por su ambiente mezcla de restaurante clásico y moderno lounge bar. Platos de calidad y con un precio módico que ronda los 90 euros por persona.

José Ynglada 'Mundy'
José Ynglada ‘Mundy’

Ubicado en plena milla de oro de la capital, junto al Retiro y a la Puerta de Alcalá, este restaurante diseñado por la afamada interiorista Sonia Pedregal cuenta con tres salones privados –a los que se entra por un discreto portal– con elegantes y coloridos sofás. También cuenta con mesas altas, dedicadas especialmente al picoteo típico del afterwork y una llamativa barra donde predominan el latón, los cristales y las sillas de colores. Destaca también, por su cava de puros, algo que valorará especialmente el presidente Rajoy.

Alcachofas a la brasa, espárragos con ibérico y Trufa, pez mantequilla trufado, terrina de foie de pato casero, atún rojo Balfegó –uno de sus platos estrella– o rodaballo al horno son sólo algunas de las propuestas de ‘Mundy’.

Restaurante Arahy
Reservado del restaurante Arahy.