Inicio Actualidad Frases de Aristóteles relacionadas con la ciencia

Frases de Aristóteles relacionadas con la ciencia

Seguro que has leído muchas frases de Aristóteles relacionadas con la vida, con la filosofía y con la virtud, la ciudadanía, etc. Sin embargo, este griego clásico fue mucho más, de hecho, era un gran científico.

Aristóteles fue, principalmente, matemático, además de filósofo. Vivió entre los años 384 y 322 a.C. y de sus ideas se han inspirado decenas, centenares de pensadores antiguos y modernos durante más de 2000 años.

De hecho, el pensamiento aristotélico sigue muy vigente hoy en día, y ello incluye no solo filosofía, también ciencia, por eso es importante no olvidar los aportes de esta gran mente al mundo científico pasado, actual y futuro.

Frases de Aristóteles

  • La inteligencia consiste no sólo en el conocimiento, sino también en la destreza de aplicar los conocimientos en la práctica
  • Uno no sabe lo que sabe hasta que puede enseñar a otro
  • No basta decir solamente la verdad, más conviene mostrar la causa de la falsedad
  • Lo que con mucho trabajo se adquiere, más se ama
  • Es de importancia para quien desee alcanzar una certeza en su investigación, el saber dudar a tiempo
  • Se piensa que lo justo es lo igual, y así es; pero no para todos, sino para los iguales. Se piensa por el contrario que lo justo es lo desigual, y así es, pero no para todos, sino para los desiguales
  • El ignorante afirma, el sabio duda y reflexiona
  • Nunca se alcanza la verdad total, ni nunca se está totalmente alejado de ella
  • Es ignorancia no saber distinguir entre lo que necesita demostración y lo que no la necesita
  • La sabiduría es un adorno en la prosperidad y un refugio en la adversidad
  • No se puede ser y no ser algo al mismo tiempo y bajo el mismo aspecto
  • El sabio no dice todo lo que piensa, pero siempre piensa todo lo que dice
  • La única verdad es la realidad
  • El hombre nada puede aprender sino en virtud de lo que ya sabe
  • No se puede desatar un nudo sin saber cómo está hecho
  • Así como los ojos de los murciélagos se ofuscan a la luz del día, de la misma manera a la inteligencia de nuestra alma la ofuscan las cosas evidentes
  • El aprendizaje no es un juego de niños; no podemos aprender sin dolor
  • Los grandes conocimientos engendran las grandes dudas
  • El que posee las nociones más exactas sobre las causas de las cosas y es capaz de dar perfecta cuenta de ellas en su enseñanza, es más sabio que todos los demás en cualquier otra ciencia

Ahora, como ya es habitual, toca reflexionar sobre lo sabiamente aprendido de Aristóteles.