‘Fuera el genocida Queipo de Llano de la Macarena’

Un mensaje claro y sin tapujos a las puertas del Palacio Arzobispal de Sevilla: “Fuera el Genocida Queipo de Llano de la Macarena”. La convocatoria, lanzada ayer por la Coordinadora Andaluza de Organizaciones Republicanas, atrajo a más de un centenar de vecinos que no dudaron en manifestarse a las puertas de la sede del Palacio Arzobispal de Sevilla frente a una treintena de imágenes de víctimas la guerra civil y la posterior represión.

Es la primera concentración de similares características que se convoca a las puertas de la sede de la Iglesia en Sevilla “¿A cuántos mató aquel general que tomó en pocos días la ciudad, que creó el miedo a todos nuestros vecinos, el hambre y el sufrimiento extremo? No puede estar el general enterrado con todos los honores a las puertas de la basílica de la Hermandad de la Macarena”, apuntaban a voces los manifestantes que por primera vez vez se reunían la noche del golpe de estado como una vigilia antifascista y en contra de la figura de un genocida “enterrado con honores”.

Desde las 21 horas, la Plaza de la Virgen de los Reyes agolpaba a muchos ciudadanos que leían mensajes de apoyo a aquellas víctimas de la barbarie en el 81 aniversario de la Guerra Civil Española. Máximo de Santo, miembro de la Coordinadora explica a Público que “la principal reivindicación de esta histórica vigilia viene marcada por la ofensa que hace el cadáver de este señor y el enaltecimiento que supone en nuestra sociedad actualmente democrática con las víctimas de aquella barbarie”.

Por ello el colectivo tenía previsto la entrega en la mañana de hoy de dos sendos escritos al Arzobispo de la ciudad, Juan José Asenjo, y al principal representante de la institución eclesiástica, el Papa Francisco. “No podemos estar coartados 81 años después del inicio de aquella terrible guerra y de unos sucesos que para estas institución quedaron prácticamente impunes” afirma Máximo.

“No podemos estar coartados 81 años después del inicio de aquella terrible guerra” 

Ante la petición de la Coordinadora Republicana Andaluza de reunirse con Asenjo, la respuesta de la Iglesia ha sido negativa. Raúl Sánchez, miembro de la Coordinadora, apunta que “el Arzobispado solo nos ha reiterado que Asenjo estaba de vacaciones y que no podríamos verlo en la reunión solicitada”, apunta. A la espera de un encuentro formal, la entrega del escrito al Arzobispado se realizará en a la vez que la carta al Papa Francisco en la que se reivindica las 50.000 víctimas de la represión franquista en Andalucía entre 1936 y 1951, según los datos recopilados por los historiadores Francisco Espinosa y José María García Márquez. 

Imagen de la concentración en el Palacio Arzobispal de Sevilla /Público

La carta al Papa Francisco

Uno de los puntos de la carta al Papa por parte del colectivo republicano se centra en la exposición de los mensajes terroríficos del general Queipo de Llano desde los micrófonos de Unión Radio Ciudad, hoy Cadena Ser. “Yo os autorizo a matar como a un perro a cualquiera que se atreva a ejercer coacción entre vosotros, que si lo hicierais así quedaríais exento de cualquier responsabilidad”. A este le sigue ¿Qué haré? pues imponer un durísimo castigo para callar a estos idiotas congéneres de Azaña”. La Coordinadora Republicana reclama al Papa “con firmeza que sean retirado del lugar de culto los restos de Queipo de Llano enterrado en 1951” como hermano mayor honorífico.

Raúl Sánchez también aclara que entre las reivindicaciones de la vigilia no faltan nombres de genocidas a la altura de Queipo. “Parece que nadie recuerda a su auditor de Guerra, Francisco Bohórquez Vecina que fue enterrado como hermano mayor de la Hermandad en el subsuelo de su basílica y que firmaba miles de sentencias de muerte por aplicación de bando de guerra sin previo juicio ni miramientos” declara Sánchez.

Marisa ha estado casi toda la noche a las puertas de aquella histórica plaza a los pies de la Giralda y se emociona al recordar tanta desgracia. “¿Cómo pueden decir que esto se había terminado, que ya todos están muertos si a mi abuela la mató este asesino marcando para siempre la vida de mi familia y los míos?” declara a Público.

Queipo no se mueve de la Macarena sin autorización de la familia

Las últimas negociaciones del actual alcalde de Sevilla Juan Espadas (PSOE) con el hermano mayor de la Macarena no dieron resultado el pasado mes de mayo. Sánchez, como miembro de aquella mesa de negociación en el grupo de Memoria del ayuntamiento, afirmaba en la vigilia el fuerte inmovilismo de aquella iglesia en una ciudad tan mariana como Sevilla.

“Justo un año antes, el ayuntamiento ya aprobaba en pleno una moción condenando el golpe de estado militar del día 18 de julio de 1936, repudiando al general Gonzalo Queipo de Llano y rechazando que sus restos sigan enterrados en la Macarena”, declara Sánchez. La respuesta eclesiástica ha sido clara. Los restos del general seguirían en la Macarena si así lo quiere la familia y el Arzobispado, sordos a tanta queja histórica y a la vigilia contra el general. La carta del Papá Francisco que entrará hoy en registro, en la misma fecha del aniversario del golpe militar, espera tener otro apoyo ante tantas negociaciones inservibles de administraciones y colectivos.

Loading...