Fútbol de barrio en Canal

    1. Parque de Atracciones. Es un sitio donde lo he pasado muy bien de pequeño, porque soy de Madrid. Venía mucho y sentía verdadera fascinación. Mis atracciones favoritas eran dos que han desaparecido: las alfombras voladoras y la mítica montaña rusa Siete Picos, de la que queda un homenaje en forma de uno de los coches. También he visto muchos conciertos en el auditorio. (Casa de campo s/n).

    2. Camoatí. Este local, perdido en la Latina, te aísla del mundo, entras en una burbuja. El tartar de salmón con aguacate es mi plato favorito. Y bueno… ¡la entraña! Es espectacular. No falta al postre un chupito del licor italiano limoncello. (Calle de Alfonso VI, 3).

    3. La noche. Es mi sitio para bailar. Lo han arreglado hace apenas hace un mes. Antes era un after, un antro un poco peculiar. Puedes escuchar house, pero también rock. Perfecto para ir cuando en La Latina empiezan a cerrar los sitios, alrededor de las 2:30. (Calle de Segovia, 19).

    4. Noches al raso en la Pedriza. Hablo de ella con nostalgia, porque sé que ya no se puede ir a disfrutar del baño. Me da rabia que la gente no sea responsable y hayan cerrado el acceso. No soy muy de campo, pero La Pedriza es un gran sitio para desconectar, ¡e incluso para dormir! Al raso, con un saco de dormir y cena. ( Parque Regional de la Cuenca Alta del río Manzanares).

    5. La Loca Juana. Es mi sitio par tomar tapas y vinos. Aunque soy más de Coca Cola, su carta de vinos es espectacular. Recomiendo el pincho de tortilla y las croquetas. Es muy castizo, muy auténtico. Y no es difícil coincidir con otros actores. (Calle de la Palma, 63).

    6. Teatro Español. Es un sitio que siempre ha estado muy presente en mi vida mientras crecía. Cuántas veces habré pensado ojalá yo… Era uno de mis sueños y ahora estoy ahí. El teatro es algo vivo y único, es un momento que no va a volver. Allí arriba eres el único responsable de lo que pasa. No se puede decir corten. Es el ahora, puro. (Calle del Príncipe, 25).

    7. Instalaciones deportivas de Canal. Es donde quedo para jugar con mis amigos, los del colegio, los de toda la vida. Somos el Atlético Somatoline y llevamos 20 años jugando juntos. Me gustan estas instalaciones porque la gente está muy motivada jugando a casi todo, corriendo… Es un rincón genial. (Calle Baix y Morer, 12).

    8. La Playa. Es verdad que no suelo tomar alcohol, pero me encantan los mojitos de fresa de este sitio. Es el sitio que yo recomiendo para tomar la primera copa. Lo conocí de casualidad, cuando vivía en La Latina, y allí he celebrado hasta mi cumpleaños. (Calle de la Cava Baja, 5).

    9. Biblioteca de la UNED. Estudié trabajo social en la UNED y en esta preciosa biblioteca preparaba los exámenes. He escrito algún corto allí y he estudiado muchos de mis papeles. (Calle del Sombrerete, 15).

    10. Escuela de formación actoral Raquel Pérez. Cuando gané el Goya yo no le dediqué el premio a la escuela Cristina Rota, donde me formé, sino a Raquel, que es mi amiga, mi entrenadora y a la que conozco desde que empecé en este mundillo. En su escuela es donde me formo, donde me preparo para ser actor, donde me río, donde salto… Confío mucho en ella y ha sabido hacer de mí el actor que soy ahora: alguien en constante superación. (Arganzuela, 6).

    Goya, tele y el Español

    Javier Pereira (Madrid, 1981) se formó con 14 años en la escuela de Cristina Rota. Este año se ha hecho con el Goya a actor revelación por su papel en Stockholm. Ahora está en Amar es para siempre se estrena en el Teatro Español, con La cantante calva.

    Loading...