Inicio Actualidad Garamendi califica de “perverso” que el Gobierno prohiba la venta de coches...

Garamendi califica de “perverso” que el Gobierno prohiba la venta de coches con emisiones en 2040

El presidente de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE), Antonio Garamendi, ha calificado de “perverso” el anuncio del Gobierno de prohibir la venta de vehículos con emisiones directas de dióxido de carbono (CO2) en 2040 y ha añadido que “pone en peligro” la estabilidad de las empresas españolas.

Garamendi, en una entrevista concedida hoy a Espejo Público recogida por Europa Press, ha hecho un llamamiento al diálogo social ya que un anuncio así, sin pactarlo con el sector, “genera gran incertidumbre” entre los fabricantes, los trabajadores y los usuarios, y ha recordado que de este sector dependen más de tres millones de empleos en España.

“Cuando hay que plantear temas de sostenibilidad tenemos que hacerlo juntos”. Desde la CEOE, recuerdan que hay tres aspectos que se deben tener en cuenta en este tipo de decisiones: las personas, el medioambiente y la sostenibilidad económica. “Si se desestabiliza la economía, no se puede llevar a cabo”, ha señalado Garamendi. Con respecto a las empresas, ha destacado que “son las primeras interesadas” en adaptarse tecnológicamente a los tiempos y que “lo harán”.

En cuanto a las consecuencias que este anuncio tiene para las inversiones, ha recordado la reciente visita del presidente de Reanult, Carlos Ghosn, a Valladolid, donde anunció una inversión de 600 millones de euros en los motores que el Gobierno quiere dejar de fabricar. “No puede ser que al día siguiente salga el Gobierno y diga que esos motores aquí no van a funcionar”, ha señalado el presidente de la CEOE.

Una de las razones en las que el Gobierno fundamenta esta decisión es que ocho de cada diez vehículos que se fabrican en España se destinan a la exportación. En este sentido, Garamendi señala que “es muy poco vendible decir que la prohibición aquí no va a afectar por esa razón”.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, considera que esta medida es una forma de acercar España a países como Alemania o Francia, que ya han tomado medidas similares. Sin embargo, desde la CEOE explican que “nosotros no somos Alemania. Ellos son los gestores pero nosotros los fabricantes y cada uno tiene que saber dónde está y cuál es su papel”.

En este sentido, Garamendi ha añadido que las inversiones que se están realizando hoy para la fabricación de motores de combustión en España no se van a amortizar si esta prohibición se materializa.