Gerard Bellalta, empresario y político catalán: “Los que causaron disturbios contra Donald Trump son la misma mierda que Podemos”

Disturbios en Washington tras la toma de posesión de Donald Trump.

Disturbios en Washington tras la toma de posesión de Donald Trump.

“Los que causaron disturbios en Washington durante la toma de posesión de Donald Trump son la misma mierda que Podemos y la CUP aquí en España”, ha manifestado el empresario y político catalán Gerard Bellalta para referirse a las protestas registradas ayer en la capital estadounidense mientras el nuevo presidente de Estados Unidos se instalaba en la Casa Blanca.

Ventanales de bancos, locales de comida rápida y tiendas fueron destrozados y varios vehículos resultaron dañados. Contenedores de basura incendiados se observaban también sobre la calzada. Además, hubo tensión con partidarios del republicano, que participaban en un acto de un grupo de la derecha identitaria.

Para Bellalta, estos hechos ponen de relieve que la izquierda globalista tiene una concepción “patrimonialista” del poder y que el respeto a la democracia como “expresión de la voluntad popular deja de tener valor para ella cuando los elegidos libremente por el pueblo no coinciden con sus preferencias satánicas y sectarias”.

Tras calicar el progresismo político como “uno de los principales males de nuestro tiempo”, el político y empresario pidió a los autores de los disturbios en las calles de Washinton, “todos ellos vinculados a las peores causas promovidas por el mundialismo sionista”, que promuevan actos de protesta en Caracas contra Nicolás Maduro y el hambre en Venezuela. “No hay forma mayor de violencia que condenar a una población al hambre, como pasa en la Venezuela de Maduro. A Trump no le han dado la oportunidad de empezar a gobernar y tomar decisiones. Ya han decidido que no puede ser presidente, pese a contar con el apoyo electoral de millones de norteamericanos. A Maduro, sin embargo, le piden que resista y siga matando de hambre y por falta de alimentos a cientos de venezolanos. ¿Qué significa esto? Pues que a la izquierda no le interesa la dignidad ni mucho menos la prosperidad de las personas. Que prefieren a una población hambrienta liderada por uno de los suyos a una nación satisfecha gobernada por alguien que no ha sucumbido a la dictadura de la corrección política y que habla sin tapujos de tradición, de Dios, de la identidad de las naciones, de la importancia del patriotismo; que rechaza el globalismo en su expresión cultural y política, que prefiere mantener relaciones fraternales con naciones cristianas como Rusia antes que con satrapías que financian el terrorismo islámico, que defiende la impermeabilización de las fronteras, que pretende introducir el principio de la meritocracia como criterio selectivo…”, señala Bellalta.

Gerard Bellalta rodeado de patriotas catalanes en Barcelona.

Gerard Bellalta rodeado de patriotas catalanes en Barcelona.

Respecto a la polarización existente en la sociedad de Estados Unidos, no duda en señalar directamente al multimillonario “sionista” George Soros como uno de sus principales responsables. “El éxito de Trump significaría el acta de defunción de todo el proceso de ingeniería social y transformación demográfica que por desgracia está siendo impulsado en Europa por la peor cara del sionismo, la que representa Angela Merkel. El éxito de Trump haría que millones de europeos se dieran cuenta del engaño que ha supuesto la Unión Europea y que abominasen del proyecto globalista, que nos ha traído inmigración musulmana, abortismo, homosexualismo, laicismo, feminismo extremo, cretinismo televisivo, destrucción de las familias, relativismo y una visión material de las relaciones económicas, que trae aparejada el empobrecimiento de nuestros compatriotas a cambio del enriquecimiento de las empresas multinacionales”, afirma.

“Para debilitarnos hasta el raquitismo y dejarnos a expensas de sus decisiones han logrado el enfrentamiento entre los propios miembros de la comunidad nacional: regiones contra regiones, mujeres contra hombres, hijos contra padres, alumnos contra profesores, laicistas contra católicos, animalistas contra amantes de la tauromaquia…”, añade.

Por último, Gerard Bellalta apela a los partidarios de Donald Trump a que defiendan “a sangre y fuego” su mandato presidencial contra “las poderosísimas élites que tratarán de hacer descarrillar el último tren que puede conducirnos a un nuevo orden económico y moral antes de que sea demasiado tarde”.

Loading...