Giancarlo Esposito: “¿Quizá tengo un villano en mi interior?”

Es Gus Fring, el líder de Los Pollos Hermanos, en Breaking Bad y Better Call Saul. También es el reverendo Cruz en The Get Down. Y el espejito mágico en Érase una vez. Y el narrador de Queridos blancos. Y ha sido muchos otros personajes en su amplia carrera televisiva y cinematográfica. Giancarlo Esposito (Copenhague, 1958) ha pasado por Madrid para promocionar su próximo estreno, la película Okja, dirigida por Bong Joon Ho y que Netflix estrena el miércoles 28. “Es una fantasía y una historia de amor entre una niña y la mascota con la que ha vivido toda su vida. Una película que habla de nuestros valores, la humanidad, la conexión entre nosotros como seres humanos y como animales”, ha explicado Esposito en Quinta Temporada Live, el Facebook Live del blog de series de EL PAÍS.

El actor ha contestado a las preguntas que los lectores enviaban en directo, muchas de ellas relacionadas con su trabajo en la televisión y, especialmente, en Breaking Bad. ¿Existe la posibilidad de una serie derivada centrada en su personaje, el villano Gus Fring? “Desde que terminó Breaking Bad, siempre he dicho que me gustaría que hubiera un spin off que se llamara El auge de Gus. Hasta ahora no había habido mucha respuesta por parte de Sony pero hace poco parece que sí empiezan a estar abiertos a la idea. Pero ahora estoy comprometido con Better Call Saul”, ha contestado el actor. Porque en la precuela de Breaking Bad, el intérprete ha recuperado su personaje. “Es un Gus más joven, menos decidido, le hemos cambiado también el pelo para que yo pueda conectar con esa mentalidad que tenía de joven, ver cómo llega al cartel… Eso va a ser muy interesante”. De hecho, aunque la tercera temporada de la serie acaba de terminar y su continuación todavía no es oficial, el actor afirma categóricamente: “sí, habrá cuarta temporada, y sí, estaré en ella”.

Para dar vida a Gus Fring, Esposito tuvo que perfeccionar su español (“lo entiendo, lo leo bien y tengo buen oído”) para ajustarse al acento chileno que correspondía a su personaje. “Me gusta aprender el idioma y hacer lo que puedo para hablarlo bien”. También, al hilo de las preguntas de los lectores, ha recordado algunas de las escenas más complicadas que tuvo que interpretar en Breaking Bad mientras daba vida a este malvado. “En realidad, yo soy lo opuesto a estos personajes. ¿Quizá tenga algo de malo en mi interior?”, bromeó cuando un lector le preguntó el motivo por el que suele dar vida a villanos. “Es emocionante ser el malo, la gente muchas veces piensa cómo sería si ellos pudieran hacer esas cosas”.

Esposito se siente cómodo dando vida a personajes secundarios. “Los espectadores quieren algo diferente, no quieren los personajes de siempre, quieren personajes más complejos, que tienen problemas internos, problemas con las decisiones que tienen que tomar. El público es más inteligente que nunca ahora a la hora de ver películas y series y me encantan los personajes secundarios que me permiten no solo utilizar las palabras sino todas las habilidades interpretativas para tratar de robar las escenas a los protagonistas”.

Loading...