Inicio Actualidad Goldman Sachs denunciada ante la CNMV por su papel junto a Fridman...

Goldman Sachs denunciada ante la CNMV por su papel junto a Fridman en el ‘asalto’ a DIA

Un accionista institucional de DIA, que prefiere mantener el anonimato de momento, ha enviado por burofax un escrito a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) denunciando la relación entre Goldman Sachs y el millonario ruso Mikhail Fridman, dueño ya del 29% de la compañía a través de LetterOne. Fridman ha tomado el control efectivo de la cadena de supermercados en medio de un desplome bursátil histórico y, para los accionistas minoritarios, sospechoso.

El escrito, enviado el miércoles 31 de octubre, solicita al regulador español que investigue la relación entre la entidad americana y el magnate ruso por si “ha existido una actuación conjunta entre Goldman Sachs y LetterOne, habiendo incurrido por tanto en la obligación de formular una oferta pública de adquisición al superar conjuntamente el umbral del 30% establecido en la Ley de OPAs”, dice el texto.

“Como es sabido -continua la denuncia-, LetterOne contrató los servicios de Goldman Sachs para adquirir, un paquete del 14%, existiendo, por tanto, una relación contractual vinculante entre ambos. Al mismo tiempo, Goldman Sachs como proveedor de servicios de LetterOne se debe a los intereses de su cliente, por tanto, la adquisición de títulos por cuenta propia derivaría en una situación evidente de “conflicto de intereses””.

El accionista institucional pide por tanto a la CNMV que elabore “un dictamen sobre las actuaciones de Goldman Sachs en la adquisición de títulos de DIA (más allá de las adquiridas por mandato de su cliente) al entender que dicha actuación deriva o bien en una actuación conjunta entre ambos al existir un contrato vinculante, o bien en la utilización de información privilegiada“.

Como publicó este diario el 29 de octubre, el ‘número dos’ de Fridman en LetterOne, Michael Casey, que gestiona las inversiones en retail como la de DIA, trabajó en Goldman Sachs hasta mayo de 2017, cuando fue contratado por el ruso. Pocas semanas después, en julio, Fridman inició su inversión en DIA hasta controlar el actual 29%.

OPA obligada

Según el escrito, al actuar de forma conjunta ya superan el 30% legal que les obligaría a lanzar una OPA por el 100% -Goldman todavía controla de manera directa casi el 2% de DIA-. “Si por el contrario creen que no actúan de forma conjunta, pedimos que investiguen si Goldman actuó con información privilegiada”, dice el texto.

Las dudas de los inversores minoritarios sobre la forma en la que Fridman ha tomado el control de DIA se deben al hundimiento en Bolsa de la compañía, que beneficia a Fridman, provocado por las altas posiciones bajistas -a través supuestamente de Goldman-, y al anuncio de un profit warning y la eliminación del dividendo el pasado 15 de octubre. Las acciones de DIA estaban a cuatro euros a principios de año y este viernes ha cerrado a 0,69 euros.

Según los accionistas críticos, el hundimiento de DIA está orquestado por el propio Fridman y Goldman Sachs, junto al fondo noruego Norges Bank, por lo que han denunciado esta situación a la CNMV y han pedido que investigue y emita un dictamen. Además, han pedido a Economía que suspenda a Sebastián Albella, presidente de la CNMV, por su inacción en este caso al estar relacionado su ex bufete, Linklaters, con Fridman.