Inicio Actualidad Golpe al Banco de España: Sánchez anuncia una Autoridad Independiente para proteger...

Golpe al Banco de España: Sánchez anuncia una Autoridad Independiente para proteger al cliente

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha asestado un duro golpe a la credibilidad del Banco de España al anunciar la creación de una Autoridad Independiente de protección al cliente financiero obviando que en España ya hay un organismo “independiente” con la autoridad necesaria para proteger a los clientes de los posibles abusos del sector financiero: el Banco de España.

De hecho, la institución cuenta con una oficina virtual de quejas, reclamaciones y consultas para dar respuesta a esta necesaria protección que exigen los ciudadanos frente a la banca. Además, cuenta con una oficina presencial para estos trámites en su sede, en la calle Alcalá 48.

Con este anuncio, el presidente del Ejecutivo ha dado a entender que el Banco de España no está haciendo lo suficiente para proteger a los consumidores. De hecho, Sánchez ha afirmado en rueda de prensa que así pretende “garantizar la seguridad” de los clientes ante “potenciales abusos de los bancos”.

El mensaje de Sánchez responde a una clara estrategia oportunista de hacer un guiño a una parte de su electorado y de Podemos con un asunto sensible como es el mercado hipotecario español. Por ello, también ha anunciado un cambio legislativo para que sea el banco y no el cliente el que cargue con el impuesto de Actos Jurídicos Documentados (AJD), un tributo que no existe en otros países, pero que en España es una máquina de hacer dinero para las comunidades autónomas, que ingresan unos 24 millones de euros a la semana por este concepto.

En juego para, hay 640 millones de euros anuales para la banca, según estimaciones de Moody’s. Todo ello, en un contexto complejo para el sector, puesto que tanto el Banco de España, como el Banco Central Europeo han reclamado esta semana más esfuerzos de capital a algunas entidades españolas, como BBVA y Sabadell. Pero además, resolver este asunto es fundamental para la seguridad jurídica de los españoles, que el pasado año contrataron hipotecas por valor superior a 60.000 millones de euros.

Sin embargo, este anuncio no hace ningún favor al Banco de España. La institución que gobierna Pablo Hernández de Cos está trabajando desde hace tiempo por mejorar su reputación. Pero al dar a entender que va a reducir sus competencias en esta materia o a diluirlas con la creación de un nuevo organismo, Sánchez viene a trasladar el mensaje de que el regulador no hace lo suficiente para garantizar la buena marcha del mercado hipotecario.