Gual afirma que trasladar la sede a Valencia fue “la mejor solución posible”

5

El presidente de CaixaBank, Jordi Gual, ha defendido hoy que la decisión de trasladar la sede social de la entidad a Valencia fue “la mejor solución posible” para proteger los intereses de clientes, empleados y accionistas ante la crisis política en Catalunya. CaixaBank celebra hoy por primera vez su junta general ordinaria de accionistas en Valencia, ciudad a la que el pasado mes de octubre movió tanto su sede social como fiscal.

Gual, en un discurso en el que ha alternado el castellano y el catalán, ha destacado que la entidad ha demostrado en 2017 ser capaz de superar “con muy buena nota” las dificultades del entorno, logrando un beneficio récord de 1.684 millones de euros, casi un 61 % más que en 2016.

“En un año particularmente difícil por las tensiones políticas vividas en Catalunya, CaixaBank demostró su resiliencia como institución”, ha remarcado Gual, que ha recordado que el grupo ha ampliado en el último año su liderazgo en banca minorista y ha mejorado su fortaleza comercial y solidez financiera.

Ante el desafío independentista en Cataluña, el presidente de CaixaBank ha asegurado que el consejo de administración del banco reaccionó con rapidez y decidió por unanimidad trasladar el domicilio social a Valencia para proteger a seguridad jurídica y “eliminar cualquier tipo de duda sobre la permanencia de la entidad” en el marco europeo.

“Era la mejor solución posible para proteger a clientes, empleados y accionistas”, ha subrayado.