Inicio Actualidad Guillermo Lasso vetará el proyecto de ley que pretende imponer el aborto...

Guillermo Lasso vetará el proyecto de ley que pretende imponer el aborto libre en Ecuador

El presidente del Ecuador, Guillermo Lasso, anunció que vetará el proyecto de ley que ataca el derecho a la vida y trata de imponer el aborto libre, ya que es anticonstitucional. Así lo establece el artículo 45 de la Constitución ecuatoriana, que garantiza que la vida está protegida desde la concepción.

La radicalización del proyecto de ley ha generado rechazo masivo, incluso entre quienes no hacían ningún tipo de activismo. Y es que el proyecto de ley pretendía permitir el aborto hasta la semana 28 de gestación, cuando la criatura tiene la capacidad de sobrevivir fuera del vientre con esa etapa de desarrollo. En el caso de las menores de edad embarazadas, el proyecto de ley permitiría el aborto hasta el nacimiento.

Médicamente el aborto se considera como tal hasta la semana 22, según la Organización Mundial de la Salud. De modo que un aborto tan avanzado no sería un aborto, sino que se requeriría un parto inducido o una cesárea.

Actualmente la iniciativa está siendo evaluada por la Asamblea Nacional de Ecuador, que deberá aprobar o desaprobar el proyecto de ley. En caso de ser aprobado, el presidente Guillermo Lasso anunció que será él quien la vetará. «Ya no solo en el plano personal, si no ahora como presidente de la República mi obligación será vetar esa ley a efectos de que no vaya más allá del fallo de la Corte Constitucional», dijo el primer mandatario ecuatoriano en una entrevista con el canal local Ecuavisa.  

Durante su campaña electoral, Guillermo Lasso se pronunció y demostró ser provida. Sin embargo, una vez que fue elegido, la Corte Constitucional despenalizó el aborto en caso de la violación y él aceptó la decisión, alegando que es «católico pero», también republicano y demócrata. Lo cierto es que respaldar a una medida como esta afronta a los tres asuntos fundamentales.

Por un lado, no es una decisión democrática. Dado que un puñado de magistrados no hablan por la mayoría del pueblo, que es provida. Solo en la costa rural del Ecuador se calcula que quienes adversan el aborto suman el 91% de la población.

A su vez viola la división de poderes, que supuestamente debería tener una República. Permitió que la Corte Constitucional, cuyo fin es resguardar la Constitución, la termine quebrantando. Además, la Corte Constitucional se excede en sus funciones en cuanto ha intentado meterse en los asuntos propios del poder legislativo, al buscar crear leyes.

Finalmente, en cuanto al asunto de la fe católica, apoyar el aborto es motivo de excomunión. Por lo cual declararse «católico pero» presenta un problema moral y ético. Sin embargo, dado el extremismo del proyecto de ley que permitiría el aborto cuando las criaturas ya son viables, Guillermo Lasso fijó posición en la materia.

También la Primera Dama, María de Lourdes Alcívar, se pronunció por medio de redes sociales con imágenes que retrataban 10 razones por la cual esta iniciativa es imposible de aprobar. Por eso el hecho de vetar este proyecto de ley además le da al Ejecutivo una oportunidad de demostrar su poder frente a un organismo que abusa de los suyos.

En palabras del comentarista televisivo que abrió un panel tras las declaraciones del presidente, «la Corte Constitucional permitió que se viole la Constitución, al decir cómo se debe acabar una vida». «Mientras no vayamos a la raíz, seguiremos cortando las ramas», agregó.  En lugar de castigar al delincuente, este proyecto de ley no exige denuncia contra el violador. Aplica todo el rigor contra una criatura indefensa en el vientre de su madre.

Durante el programa, el doctor Roberto Blum, con más de 40 años de experiencia en el área médica, destacó los problemas que acarrea abortar, entre ellos la propensión al suicidio.

Asimismo, entre los invitados a dicho programa estuvo el legislador Ricardo Vanegas, miembro de la Comisión de Justicia. El parlamentario, a menudo solo, defiende la vida desde la concepción, mientras los miembros restantes de la cámara fueron los encargados de permitir que el proyecto de ley pase sin «plazos» de edad gestional. De allí que Vanegas aclaró que está en marcha la elaboración de un informe que busca trabajar para limitar lo más posible el aborto.

Frente a la falsa dicotomía de enfrentar la vida de la madre con la del hijo por nacer, el exparlamentario, Héctor Yépez, aclaró en dicho espacio televisivo que no es el caso del proyecto de ley. Pues el aborto terapéutico es permitido en el Ecuador, cuando existe riesgo de vida para la madre.

Yépez aclaró además que defiende la vida desde el día uno, como dice la Constitución. Y destacó que le parece aún más atroz permitir el aborto hasta el séptimo mes. «Eso quiere decir que un sietemesino tiene menos derechos que un violador al que ni siquiera se le pone cadena perpetua en este país», exclamó.

En resumen, frente a un proyecto de ley tan extremista, el presidente Lasso dejó en claro que la vetará. Sin embargo, sí acatará la sentencia de la corte que despenaliza el aborto en caso de violación. Dicha sentencia exige plazos de edad gestacional. Esto permitirá que no exista «aborto libre» como pretendían las activistas feministas y podrían incluirse aún más frenos a futuro.


Publicidad