Inicio Actualidad Guindos insiste en pedir «rapidez» en la investigación del BBVA

Guindos insiste en pedir «rapidez» en la investigación del BBVA

El vicepresidente del Banco Central Europeo (BCE), Luis de Guindos, ha insistido este lunes en pedir que la investigación externa encargada por el BBVA para aclarar las presuntas escuchas ilegales realizadas por el excomisario Villarejo para el banco entre el 2004 y el 2005 «se haga con rapidez«. Como ya expuso hace unas semanas, la autoridad bancaria europea está a la espera de dicha investigación «y a partir de ahí el supervisor valorará las circunstancias y las conclusiones».

El presidente del banco español, Carlos Torres, aseguró hace diez días que el análisis encargado a los despachos Garrigues y Uría Menéndez y a la consultora Price Whaterhouse Coopers levantará «todas las piedras» necesarias para esclarecer los hechos, pero también que debido a su complejidad será «cuestiones de meses». Guindos se ha mostrado convencido de que «los más interesados en que se aclare son los propios gestores de la entidad», pero al tiempo les ha advertido de que «la reputación es sin duda el principal activo de un banco», ya que «si no se tiene reputación es muy difícil que funcione el resto». 

Según vienen publicando distintos medios desde mayo, el BBVA pagó más de cinco millones de euros a la empresa de Villarejo entre el 2004 y el 2017 por distintos servicios, entre ellos las presuntas escuchas (unos 4.000 teléfonos y unas 15.000 llamadas de políticos, empresarios y periodistas) para tratar de frenar el intento de la constructora Sacyr de controlar la entidad en época del Gobierno de Zapatero.

Tipos

En un acto de Deusto y KPMG, el exministro de Economía también ha alejado sin citarla expresamente la posibilidad de que el BCE suba tipos este año. Así, ha destacado que los datos económicos de la zona euro de los últimos nueves meses están resultado «más débiles» de lo esperado y que los riesgos a la baja para el crecimiento son «mucho más evidentes». En este contexto, ha asegurado, «las decisiones de política económica se tomarán lógicamente de forma más prudente«.

Así, ha asegurado que no habrá subidas de tipos por lo menos «hasta después del verano» (los comunicados del BCE se suelen referir desde hace meses a «hasta al menos durante el verano de 2019»). Pero también ha precisado que además de este elemento temporal, existe «otro contingente en función de la evolución de la economía«. Asimismo, ha asegurado que el banco central analizará la posibilidad de realizar otra inyección masiva de liquidez a la banca en los próximos meses (TLTRO) en función de la evolución de las condiciones de financiación del sector.

Guindos, además, ha evitado pronunciarse sobre el proyecto de presupuestos del Gobierno. Ha destacado, en cambio, que la economía española está teniendo un comportamiento «diferencialmente mejor» que la zona euro gracias a su competitividad y al saneamiento del sector financiero. Eso sí, ha destacado que debe seguir reduciendo el paro y la deuda y que, como supervisor, el BCE siempre quiere que las entidades financieras tengan más capital.