Inicio Actualidad Hartos de Bale

Hartos de Bale

Lleva 10 jornadas consecutivas de Liga sin marcar y en el año en el que tendría que asumir el liderazgo del equipo ante la marcha de Cristiano Ronaldo son más los partidos en los que no aparece que en los que es decisivo. Gareth Bale sigue sin convencer en el Real Madrid.

En el partido de este sábado ante el Valencia, un duelo que el equipo blanco ganó para seguir luchando por la Liga, Bale repitió lo que viene siendo ya algo habitual en los últimos tiempos. El galés parte siempre de inicio, en el once titular de Solari, acaba con molestias y es cambiado. Y, otra vez, se llevó los pitos del Bernabéu.

Agotamiento con Bale

En el Real Madrid existe ya un cansancio con Gareth Bale, con el que entienden que tiene que dar mucho más. Han pasado ya más de tres meses de competición y el galés sigue sin despegar, sin tirar del carro del Real Madrid. En Roma hizo un muy buen partido, especialmente en la segunda parte, pero ese gran encuentro no tuvo continuidad este sábado.

Durante mucho tiempo se ha tenido paciencia con el galés, primero por tema de adaptación y segundo porque su rol era diferente con Cristiano al lado. Ahora sin el portugués tiene vía libre pero no asume liderazgo. Pasa desapercibido en muchos partidos y la afición se empieza a cansar. Fue pitado en el duelo ante el Valencia como también ocurriera ante el Real Valladolid, el último que se jugó en el Bernabéu.

O mejora o en verano dirá adiós

Y no solo el aficionado del Real Madrid está harto ya de Bale. En el Real Madrid, desde la cúpula hasta sus compañeros, existe ya un cansancio ante la situación y actitud del galés, que se queda anclado en un pasado cómodo. Solari le defendió en rueda de prensa, es su deber, argumentando que “se ha exigido mucho en los tres últimos partidos”. De ahí, dice el técnico argentino, se entienden sus molestias.

En el Real Madrid se tiene muy claro que o Gareth Bale mejora o será traspasado en el próximo verano. No se entiende que un jugador de su nivel esté tan apagado y no sea capaz de liderar a un equipo que durante muchas fases de la presente temporada ha necesitado esa figura de líder que lleve al equipo a salir de su mal momento.

Entre sus continuas molestias que no le dejan acabar los partidos, su falta de ritmo en algunas fases de encuentro y su ausencia de liderazgo, en el Real Madrid se comparte ese cansancio de la afición por no ver al mejor Bale. O cambia o el Real Madrid no le esperará.