Inicio Actualidad Hijo, cuidado, que aquí te apuñalan

Hijo, cuidado, que aquí te apuñalan

El día a día de la ratomaquia GHVip (T-5), francamente, cansa.  Pero las fabulosas audiencias que consiguen, me desmienten con toda rotundidad.  O sea que busco en esta barbacoa camping-gas algún repunte, algún detalle, que podamos llevarnos a la boca sin riesgo de sufrir una oclusión intestinal. Y acaba de producirse un instante resaltable. Lo ha protagonizado doña Pina, madre de Tony Spina, uno de los concursantes que están en la jaula. ¡Ah! Este es un muchacho, de origen italiano, repescado de Mujeres y Hombres y Viceversa, programa que Mediaset tiene montado como cantera y parrilla de horneado de la carne de cañón que necesitan para ir llenando sus futuras ratomaquias. Y, en un momento dado, la voz del Gran Hermano le ordenó: «¡Tony, al confesionario!». Y allí dentro se encontró con su señora madre, Pina, quien después de abrazarle con natural intensidad le lanzó algunos consejos meditables. Le dijo: «Hijo, no olvides nunca que la familia la tienes en casa, aquí no. Aquí no confíes en nadie. Aquí el que te llama hermano de cara, te apuñala por la espalda. Aquí todo el mundo va a por el maletín. Y acuérdate de una cosa: ni todos los buenos son tan buenos, ni todos los malos tan malos».

¡Ah! Doña Pina nos ha gustado mucho en casa. Posee esta señora una sensatez, y a la vez un pragmatismo, extraordinarios. Sus mensajes trascienden GHVip. La escuché un rato con los ojos cerrados y cuando decía aquello de los puñales por la espalda me la imaginé en el Congreso de los Diputados. Cuando añadió que todos van a por el maletín de la pasta pensé que estaba escuchando, ¡por fín!, un informativo de verdad. Y cuando concluyó con la falsa apariencia de la maldad y la bondad, recordé que los malos no son los peores, como decía Cristóbal González de Grau, aquel interesante y olvidado escritor de la bohemia barcelonesa de los años 50, de profesión corrector tipográfico.

MÁS SOBRE EL HUMOR Y LA BANDERA .– Dijo el otro día el sarcástico Pepe Colubi en FAQS (TV-3): «El humor es un idioma. Deconstruye la realidad (…) Una bandera en un programa de humor no tiene ni simbología ni representatividad (…) Una bandera en un sketch es una bandera fuera de servicio (…) El humor y la ironía es lo único que nos distingue de los animaes y de las máquinas». Tomen nota los irritados.