Inicio Actualidad Holaluz: la primera tarifa plana de la luz en España puede salir...

Holaluz: la primera tarifa plana de la luz en España puede salir mucho más cara

“Holaluz da un paso más en la relación de confianza con sus clientes y lanza la primera cuota plana personalizada del sector de la luz en España. Con la ‘Tarifa Justa’ los clientes sabrán exactamente lo que pagan cada mes y evitarán sobresaltos innecesarios cuando llegue la factura”. Así presentaba el pasado 3 de octubre Holaluz la que calificó como primera tarifa plana de la luz en España.

Esta tarifa plana de la luz ha impactado en el mercado introduciendo en España un concepto similar al que desde hace años ofrecen las compañías telefónicas y desde la comercializadora eléctrica celebran el éxito de su lanzamiento, con 450 altas de media al día. Sin embargo, la tarifa también ha sido ampliamente criticada por usuarios que consideran que ofrece, a cambio de la supuesta tranquilidad en los recibos, precios más altos que una tarifa normal que hacen que no merezca la pena. Desde la compañía se reconoce que “habrá gente que por cómo sea su curva le saldrá más caro” aunque manifiestan que hay que mirar cada caso.

La compañía barcelonesa asegura que el lanzamiento de esta tarifa plana de la luz es el resultado del análisis de su clientela durante los últimos años basado en que “los clientes quieren despreocuparse”. Pero la electricidad presenta alguna complicación respecto a los servicios de telefonía, principalmente porque Holaluz la tiene que adquirir primero de las distribuidoras y su precio puede variar. Por ello algunos consumidores se han mostrado muy críticos con la tarifa.

Hay que tener en cuenta varios puntos de esta llamada tarifa plana de la luz que pueden no resultar tan rentables para todos los consumidores.

– La cuota plana es personalizada con el consumo real del último año. Esto quiere decir que no considera cambios en el consumo del cliente durante 12 meses. 

Desde Holaluz han señalado a OKDIARIO que realizan el cálculo en base al histórico que cada cliente tiene y reconocen que la llamada ‘tarifa justa’ “no lo será para todo el mundo”.

– A la finalización del contrato, Holaluz podrá subir o bajar la tarifa del cliente basado en datos de consumo. Si el consumo del último año es superior en un 30% a la cuota plana que se paga, Holaluz se reserva el “derecho de admisión” en la tarifa, suspendiendo la tarifa pasando el suministro a una tarifa de pago clásico o finalizando el contrato de suministro.

La compañía reconoce que pueden mirar de si el consumo es demasiado alto y en tal caso podrían cambiar de forma unilateral al cliente a otra tarifa. Por ello, la tarifa plana de la luz lo será si hay un consumo moderado tal y como señalan en Holaluz: “En ningún caso queríamos que lanzar una tarifa plana se malentendiera. Hemos intentado ser muy cuidadosos con el mensaje. Es como el concepto de las aseguradoras: tú tienes el seguro del coche y no por eso vas rascando con las columnas del parking. Si podemos ajustarte esta cuota lo haremos y bajaremos el precio de la tarifa justa. Si es al contrario porque ahora en casa sois 4, hablemos, vemos qué ha cambiado en tu vida para adaptarnos a lo que hay ahora”.

– No hay regularización anual, renunciando expresamente el cliente y Holaluz a tener que saldar los importes descuadrados entre facturación y pagos.

En Holaluz argumentan que “si hay gente a la que este producto no le encaja le daremos la opción de cambiar a otro”. La operadora catalana recuerda que todas las comercializadoras tienen acceso a ver en los últimos años todos los puntos de suministro de España. “Mucha gente tiene la potencia en casa sobredimensionada. Este hecho puede influir sobre el importe final. Nos hemos dado cuenta de que un altísimo porcentaje tiene potencia contratada por encima de sus necesidades”.

Este periódico ha comprobado como, acudiendo al calculador de diferentes ofertas en el mercado, con la misma dirección y la misma vivienda, la tarifa ‘plana’ de Holaluz puede resultar hasta un 50% más cara que otras ofertas del mercado. Incluso puede salir más cara que la ‘oferta clásica’ de la misma compañía. Desde la empresa se argumenta que el cliente “no está pagando mucho más porque el precio de la energía es el mismo, lo único que hacemos es adaptarnos, hacerles una cuota y ver que a día de hoy están pagando algo más en la factura que ni sepan, o si tienes una potencia sobredimensionada”.

En definitiva, gracias a los comparadores que permiten ver cuánto pagaríamos en cada caso, como el comparador de CNMC, puede verse el pago aproximado que haríamos con esta tarifa plan y si merece o no la pena.