Inicio Actualidad Hombre es brutalmente agredido por presuntos simpatizantes de Pedro Castillo durante manifestación...

Hombre es brutalmente agredido por presuntos simpatizantes de Pedro Castillo durante manifestación en Perú – La Gaceta de la Iberosfera

En medio de las protestas ciudadanas contra el presunto fraude que habría cometido la izquierda en las Elecciones Generales 2021, un hombre identificado como Richard Muro Macedo, de 57 años, fue agredido con palos y látigos por presuntos simpatizantes del candidato comunista Pedro Castillo.

En un video compartido en redes sociales, se aprecia como Richard Muro yace en el suelo, bañado en sangre, mientras su esposa pide desesperadamente una ambulancia, ante la inacción de la Policía Nacional del Perú, que no detuvo a ninguno de los sospechosos y solo se dedicó a desviar el tráfico. 

De acuerdo con el abogado defensor, Andrés Suárez, la violenta agresión ocurrió este miércoles por la noche en las inmediaciones de la Plaza San Martín -ubicada en el centro histórico de Lima-, cuando Muro Macedo, su esposa y cuñada, estaban a punto de retirarse del lugar en un taxi tras participar en una marcha pacífica en rechazo al comunismo bolivariano y para exigir la convocatoria a nuevas elecciones.

“El señor Richard Muro Macedo, junto a su esposa y cuñada, habían participado en una manifestación pacífica convocada en el centro de Lima. Cuando estaban retirándose del lugar, esperando a que se detuviera un taxi, fueron abordados por una turba de personas vestidas con sombreros blancos y poncho marrón que empezó a acosarlos e insultarlos. Richard Muro llevaba amarrada una bandera del Perú en la espalda. De acuerdo con lo que narra su esposa, Elva Contreras, las personas que los empezaron a perseguir e insultar les estuvieron increpando por la bandera y les preguntaban ‘quienés les estaban pagando por salir a protestar’. Debido a los insultos a su esposa, el señor Muro Macedo les ha respondido ‘que se callen la boca’ y a cambio ha recibido un golpe con un palo en la cabeza. Un golpe que lo ha mandado al suelo. De acuerdo con los testigos, ya en el piso, ensangrentado, ha recibido más golpes, prácticamente a rematar, con patadas, palos y chicotes, un tipo de látigo”, asegura Suárez.

Los manifestantes que rechazan la captura de la Presidencia de la República por parte del comunismo bolivariano -representado por Pedro Castillo y el partido Perú Libre- y exigen una convocatoria a nuevas elecciones, se han caracterizado por desplazarse por las calles de Lima portando banderas rojiblancas o camisetas de la Selección Peruana de Fútbol, para diferenciarse de los simpatizantes de Keiko Fujimori -cuyo color partidario es el anaranjado-, intentando de esta manera comunicar que la protesta ciudadana es para defender al país y no para apoyar a un grupo político determinado. Este gesto ha provocado que los votantes de Perú Libre acosen e insulten a los peruanos que portan símbolos patrios, confundiéndolos como fujimoristas.

“Ni el señor Richard Muro ni su familia pertenecen a un partido político determinado, y eso se pueden comprobar en el Registro de Organizaciones Políticas del Jurado Nacional de Elecciones. Ellos han asistido a esta marcha pacífica como ciudadanos particulares. El hecho de que haya llevado puesta una bandera del Perú es un indicador de cómo fue que estas personas lo identificaran como un opositor. Su esposa y cuñada han recibido latigazos con chicotes, y obviamente él ha intervenido, y ha sido ahí cuando recibió un golpe que lo mandó al suelo, donde terminó siendo pateado y apaleado prácticamente a matar. Los agresores se han ido caminando tranquilos como si nada pasara. La policía ha cercado la escena, porque había un patrullero cerca, y en los videos que se comparten se puede ver al señor Muro tirado en el piso y al costado el patrullero y un policía uniformado. No hay forma que el policía no haya visto la agresión. Se ha generado un parte policial indicando como ocurrieron los hechos, han manifestado que son simpatizantes de Perú Libre en este parte policial. Este parte se va a incorporar al proceso. Todo esto nutre la denuncia para que esté bien sustentada”, comenta el abogado defensor.

Para Suárez, la inacción policial sería una violación a los deberes de función, por no haber intervenido a los sospechosos ni haber auxiliado oportunamente al agraviado.

Aquí hay un tema de violación de deberes de función. La policía es responsable administrativamente de lo que suceda, obviamente un policía no es culpable si una persona muere delante de él, pero si es responsable de haber desplegado todas las labores preventivas para que eso no ocurra. Va a tener que abrirse una investigación en el fuero militar policial tanto a los policías como a los funcionarios. Si el policía no intervino, debe ser citado para preguntarle por qué no lo hizo. Se tiene que identificar a los responsables, porque lo que se ha identificado es una organización. En un medio de comunicación, de manera bastante absurda, me dijeron durante una entrevista que los agresores pudieron ser infiltrados. ¿Veinte, treinta infiltrados? Esos no son infiltrados, es una organización criminal. A él le han pegado entre veinte personas. Estamos a un paso de lograr identificar personalmente a los agresores, solamente que por las mascarillas que llevaban puestas, resulta un poco difícil hacerlo plenamente”, apunta.

Debido a la gravedad de sus heridas, el hombre fue llevado al Hospital Nacional Guillermo Almenara. Luego que un canal de televisión informara sobre el hecho, un empresario -cuya identidad se desconoce- se comunicó con la familia de Muro Macedo para ofrecerles su ayuda económica y cubrir los gastos médicos en una clínica privada.

“Gracias a que la noticia de esta agresión fue transmitida por el canal Willax, un empresario se comunicó con la familia, asegurando que conocía muy bien las deficiencias del sistema de salud público peruano, por lo que se comprometía a pagar todos los gastos en una clínica privada. No conozco la identidad del empresario, porque la comunicación ha sido directamente con la familia afectada. Ahora, la familia no ha pedido dinero, no lo quieren, solo quieren que su familiar se recupere, que salve su vista, y que pueda todo volver a la normalidad. Los golpes que ha el señor Muro Macedo sufrido han comprometido su vista de tal manera que puede perderla, de los dos ojos”, agrega.

Según Andina, la Quinta Fiscalía Penal Corporativa del Cercado de Lima, a cargo de la fiscal Fanny Uribe Tapahuasco, será el despacho a cargo de la investigación por lesiones graves. 

Además, se solicitará a la Municipalidad Metropolitana de Lima los videos de las cámaras de seguridad de la zona con el fin de identificar e individualizar a los responsables de esta sanguinaria agresión lo más pronto posible.

El ataque a Muro Macedo se suma a otros hechos de violencia que han venido ocurriendo en el Perú a lo largo de la segunda vuelta electoral, desde que los candidatos de Perú Libre -extrema izquierda- y Fuerza Popular – fujimorismo- se convirtieron en los favoritos para ganar el sillón presidencial, polarizando a todo el país.

En Arequipa -sur del Perú-, simpatizantes de Pedro Castillo arrojaron piedras a una caravana de la candidata presidencial Keiko Fujimori, resultando varias personas heridas.

La izquierda radical, empoderada por la posible victoria de Perú Libre, viene aterrorizando las calles de Lima portando machetes -cuchillos largos usados en zonas rurales para cortar maleza o como arma blanca-, raspándolos contra el asfalto de las avenidas donde transitan como si estuvieran afilándolos, generando alarma entre las organizaciones políticas de centroderecha y colectivos ciudadanos que exigen a las autoridades investigar y sancionar estos hechos.

El ministro del Interior del gobierno del Partido Morado -centroizquierda-, José Elice, ha asumido una posición pasiva respecto al uso de estas armas blancas en espacios públicos, asegurando que solo se intervendrán a sus portadores si las utilizan como una forma “de amenaza”.

“El machete es un instrumento de trabajo mayormente, es un símbolo de las rondas [patrullas rurales que apoyan a Castillo]. El tema es como se use un machete o cualquier otra cosa. Si eso se va a convertir en una amenaza por la forma en como uno lo sostenga, la Policía dirá absténgase de esa actitud, sino hace caso será intervenido”, dijo.


Publicidad