Huawei apuesta por América Latina

Investigación y una amplia gama para todos los bolsillos sin sacrificar la calidad. Esas son las armas de Huawei para expandir su cuota de móviles en América Latina, el territorio que le obsesiona con México como prioridad de crecimiento.

Durante un desayuno informativo, Jerry Huang, máximo responsable de marketing de consumo para la región, ha explicado la estrategia para mejorar su posición en el mercado de móviles, seis meses después de CES, la feria de electrónica de consumo, y a apenas dos de IFA en Berlín, el punto de salida para la campaña de Navidad. Huang ha señalado que la inversión de Huawei en investigación alcanza los 17.000 millones de dólares, por encima de las cifras de Microsoft, Google o IBM. La marca en sí está en el número 49 entre las más valiosas del mundo, pero para muchos sigue siendo nueva. En el caso de México, por ejemplo, no cuentan con la influencia de Estados Unidos, donde de forma oficial no venden sus móviles, pero sí experimentan con Honor, una marca hermana pensada para millennials.

México, donde tienen más interés en crecer, también ha sido el lugar que más afectado se ha visto por los avatares políticos. Reconoce que a comienzos de año, la depreciación del peso afectó claramente las ventas, algo que se corrigió a partir de primavera.

“México es el país más importante para nosotros, por encima de Brasil. Luchamos por llegar al 10% de cuota de mercado. Nos interesa por población y por su uso social. En Costa Rica, Perú y Colombia ya tenemos más de un 20% del mercado. América Latina nos da el 10% de nuestras ventas mundiales”. En el país azteca tienen por delante a Samsung, con casi el 30% de las ventas, seguidos por LG, Motorola y Sony.

Para conquistar estos espacios cuentan con dos estrategias en paralelo. Un servicio al consumidor con atención personal en el caso de los móviles de alta gama, más de 400 promotores en el punto de venta y patrocinio de equipos de fútbol no solo en México, como sucede con el América, sino en todo el continente.

El catálogo se centra en dos estrellas, el Mate 9, pensado para el ámbito de negocios, y el P10, más creativo. Ambos con una cámara única, con tecnología propietaria. Cuentan con un laboratorio exclusivo en colaboración con Leica para poner doble cámara. Sus resultados son un color más real, posibilidad de hacer zoom sin necesidad de perder definición y una profundidad de campo y juegos de enfoque que se acerca a las cámaras réflex. Ambos tienen las versiones Lite, algo más ajustadas en precio y potencia pero que les permite llegar a más clientes que sienten la marca como una aspiración. “Primero tenemos que hacer que se conozcan los modelos más potentes. Los que gusta enseñar”, explica.

Pero, ¿qué le falta Huawei? ¿Qué les obsesiona? “En China tenemos grupos de 12 tipos de consumidores diferentes patrones, sexo, edad, gustos. Tratamos de satisfacerlos a todos. Queremos llegar a ese nivel de detalle en la región para poder tener un teléfono para cada necesidad”, expone.

Aunque su fortaleza en el mercado de consumo son los móviles inteligentes, están desarrollando más productos, desde pulseras que miden el sueño y el ejercicio físico.

Con la mirada puesta en el futuro ven la inteligencia artificial como clave en la mejora de sus móviles. Un ejemplo está en la aplicación interna incluida en el Mate 9 y P10. Gracias a esta capa de análisis aprenden cómo utiliza el teléfono su dueño, para alargar la vida de la batería, dar prioridad a las aplicaciones más frecuentes y, en general, hacer un mejor uso de los recursos.

Loading...