Inicio Actualidad Hungría le recrimina a la Unión Europea no proteger a la comunidad...

Hungría le recrimina a la Unión Europea no proteger a la comunidad judía en el continente de la «invasión musulmana»

En una entrevista exclusiva para el medio IsraelHayom, la ministra de Justicia húngara bajo el gobierno de Viktor Orbán, Judit Varga, expresó fuertes declaraciones en contra de la actual agenda de la Unión Europea en torno a Israel y sobre el futuro de la derecha en el viejo continente.

Varga es una reconocida jurista militante del partido derechista conservador Fidesz que fue nombrada ministra a mediados de 2019 por el actual mandatario húngaro para que impulse una reforma judicial que le quite poder al órgano supranacional sobre la legislación local.

Para esto, también fue encargada por Orbán como Autoridad de las Relaciones entre Hungría y la Unión Europea.
“Hungría es acusada de antisemitismo frecuentemente por las autoridades europeas porque somos un país de derecha, pero es todo lo contrario”, explicó la ministra, y recordó que en otros países de Europa, la enorme población de inmigrantes ilegales musulmanes pone en verdadero peligro a las comunidades judías locales y la Unión no hace nada al respecto.

“Hacemos todo el esfuerzo posible para garantizarle una excelente vida a la comunidad judía”, dijo la entrevistada, y, a su vez, afirmó: “Creemos en la tradición judeo-cristiana en Europa y en las comunidades judías viviendo en Europa”.

Judit Varga.

La ministra prometió nuevas acciones junto a Israel, y otros países como Polonia y Austria, para expulsar de sus territorios la agenda del financista internacional de la izquierda, George Soros.

Según Varga, quienes critican sus acciones contra Soros de judeófobas “no entienden nada”. Además de que incluso el mismo Israel lucha contra la figura de Soros, “Nosotros siempre dijimos que si Soros fuera atacado por su religión o origen, el gobierno húngaro sería el primero en protegerlo. Pero está claro que no es así, nosotros nada más nos oponemos a que alguien use su gigantesca influencia por sus activos financieros y los use para subsidiar ONGs y campañas globales de izquierda”.

Sobre las próximas elecciones parlamentarias en 2022, la funcionaria se mostró preocupada por que se enfrentan a una “muy difícil elección” con una oposición muy diversa pero unida contra Orbán, pero confía en el buen voto y la buena capacidad de juzgar de la población.