Inicio Actualidad Iceta exhibe el músculo de un PSC en remontada

Iceta exhibe el músculo de un PSC en remontada

Desde 1999 el PSC no para de bajar en votos y escaños en todas las elecciones. Una dinámica que hacía que los mitines socialistas se hubieran ido encogiendo y que el desánimo hubiera ido cundiendo entre la afición. Pero esta vez la música ha cambiado según apuntan las encuestas y como se ha constatado en actos como el llenazo en el mitin central en el Fòrum. Un cambio de tendencia que Miquel Iceta espera que se pueda trasladar a las urnas el próximo jueves.

“Nos merecíamos un acto como este para reencontrar la esperanza y el optimismo”, ha sentenciado el candidato del PSC. Entre el público se mezclaban socialistas de toda la vida y recién conversos. Como Josep, veterano de Unió, que se ha sumado a la causa convencido de que la alianza de Units per Avançar con el PSC puede conseguir que Catalunya vuelva al ‘seny’. Antonio Balmón, alcalde de Cornellà que hará de anfitrión en el último acto de campaña, se mostraba ilusionado ante el ambiente que veía. “Solo necesitamos un centímetro de oportunidad”, ha reflexionado un veterano de campañas que tiene la sensación de que van a hacer algo grande el 21-D. 

El Fòrum ha vuelto vivir una peregrinación de fans, que no iban a ver a sus grupos preferidos en el Primavera Sound. Las más de 5.000 personas que según el PSC se han congregado no esperaban escuchar a bandas como Fun, por mucho que más de uno ha saltado como ‘groupies’ cuando Josep Borrell y José Luis Rodríguez Zapatero han entrado al ritmo de ‘Some nights’. El exministro ha llevado una chaqueta de pana en la que llevaba la carta del ‘expresident’ Josep Tarradellas que en la que en 1982 afeaba a Convergència haber “orquestado para una rupura política entre los catalanes y con España (…). Una ruptura que alguien tendrá que recoser”. Esta vez ha evitado, pero, la polémica apelación a “desinfectar” las heridas antes de cerrarlas. “Nadie se ha tomado en serio ni ha visto admisible la declaración de independencia”, ha apuntado Zapatero, que tras hacer campaña por Susana Díaz en las primarias del PSOE, ha visibilizado su reconciliación con Pedro Sánchez. “Quiero agradecerte todo el apoyo, consejos y experiencia”, le ha dicho el actual líder del PSOE, que espera que este espíritu de reconciliación se traslade a Catalunya. “Catalunya necesita la mano izquierda de Miquel Iceta”.

Iceta ha querido tener un tono presidencialista, evitando ataques personalizados a excepción de Albert Rivera al que ha llamado “demócrata de pacotilla” por decir que dar el apoyo a los socialistas es tirar el voto a la basura. Como en todos los grandes conciertos, había novedades en la escenografía. Y a la ‘senyera’ que ha flanqueaba en el estrado a Iceta toda la campaña le han acompañado la socialista, la española y la Europea. “Hemos puesto cuatro y habríamos podido poner más”, ha explicado Iceta. “No me falta voz para reivindicar el cansancio de guerras de banderas. Respetamos todos los símbolos. Que todos nos sintamos hermanos”. Como Borrell, Iceta también a recurrido al referente de Tarradellas para erigirse como el garante del “catalanismo de toda la vida”, reclamando el respaldo de “todos socialistas, los progresistas, los catalanistas no independentistas, los de izquierdas no independentistas,los que quieren un cambio de rumbo y que vuelva el seny, los que quieren una Catalunya rica y plena”.