Iesu Communio fundará en Valencia su primera comunidad fuera de Burgos

Iesu Communio, la comunidad de religiosas de La Aguilera, fundará en Valencia su primera comunidad fuera de Burgos. Será concretamente en la localidad de Godella, en un antiguo convento de las madres Salesas, para lo cual desplazarán a medio centenar de religiosas, ha informado la Archidiócesis de Burgos en un comunicado. La fundación tendrá lugar el 10 de junio, con la celebración de una eucaristía de acción de gracias y petición, cuya hora está todavía por concretar.

El Arzobispado de Valencia ha sido el que ha ofrecido a las religiosas burgalesas esta oportunidad, poniendo a su disposición el recientemente abandonado convento de las Hermanas Salesas. Será necesario acometer algún tipo de obra de mejoras, tanto para adaptarse a los nuevos tiempos como a la legislación vigente. La fundación se produciría de la mano de 50 religiosas, pero que quiere ampliar el número hasta las 72. Iesu Communio afirma estar “muy contenta” por la nueva oportunidad, y de que sea Valencia su primer destino

Iesu Communio es un Instituto religioso femenino de derecho pontificio, formado por 206 jóvenes religiosas dedicadas a la oración y a hacer apostolado, que está a la espera de sumar cuatro nuevas jóvenes en las próximas semanas. El Arzobispado de Burgos recuerda que los orígenes de la comunidad religiosa se remontan a 1984, cuando una joven Verónica Berzosa ingresaba en el monasterio de la Ascensión de las Damas Pobres de Santa Clara de Lerma, en el que residían veinticinco religiosas.

Comunidad joven

Diez años después de su admisión, sor Verónica fue nombrada maestra de novicias. A los dos años de su nombramiento, tenía a su cargo a siete novicias y once postulantes. El flujo de jóvenes que llamaban a la puerta del convento era tal que el monasterio se quedó pequeño, lo que se unió a la solicitud de las Hermanas Clarisas del monasterio de Briviesca y de Nofuentes de pertenecer a Lerma. Fue así como la nueva comunidad se trasladó al santuario de San Pedro Regalado, situado en La Aguilera.

En marzo de 2009, la madre abadesa sor Blanca María, debía cesar en su cargo ya que no podía ser reelegida al haber agotado sus mandatos. La comunidad eligió a sor Verónica como abadesa, que hasta ese momento seguía siendo maestra de novicias. Las Hermanas solicitaron ser constituidas en una única comunidad en dos sedes diferentes (Lerma y La Aguilera) y con un único gobierno. Dicha solicitud fue aceptada en junio de 2009 y en diciembre de 2010 se decretaba la transformación en el nuevo instituto religioso Iesu Communio.

Loading...