Iglesias dará libertad a los territorios para decidir cómo concurrir a las elecciones de 2019

Pablo Iglesias dará libertad a las organizaciones autonómicas y municipales de Podemos para decidir cómo concurren a las elecciones en 2019. Así figura en la propuesta organizativa del líder de Podemos que presentará este lunes, según confirmaron fuentes de su equipo a EL PAÍS. El documento establece que son las asambleas ciudadanas (autonómicas y municipales) “las que deben decidir las estrategias y las fórmulas de confluencia social o alianzas programáticas adecuadas para concurrir a los diferentes procesos electorales en 2019”. Esto es, las bases de cada uno de los territorios.

Los estatutos actuales de Podemos establecen que las asambleas territoriales autonómicas deciden las alianzas, pero siempre que no contravengan a la asamblea estatal. Y este órgano definió los acuerdos preelectorales de los comicios de 2015 porque estableció, en el congreso de Vistalegre 1, que Podemos se presentaría solo, sin coaliciones, a las elecciones autonómicas, salvo excepciones, como se hizo en el caso catalán y el gallego. En el caso de las municipales, Vistalegre 1 decidió que Podemos no concurría con su marca a los comicios.

Ahora, con la propuesta de Iglesias, serán las bases de cada autonomía o municipio las que tengan la facultad para decidir sus alianzas sin que el congreso de Vistalegre 2, previsto para el 10, 11 y 12 de febrero, vaya a limitar qué acuerdos preelectorales pueden suscribir. Esto posibilitará un mapa variable de alianzas de Podemos por todo el Estado y que el partido se pueda presentar con su marca a las municipales. En la actualidad, Podemos tiene pactos preelectorales para las generales con fuerzas territoriales como Compromís en la Comunidad Valenciana, ICV, EUiA en Cataluña, y con las mareas y Anova en Galicia. En las ciudades, el partido participa de candidaturas ciudadanas como Ahora Madrid, que gobierna en el Ayuntamiento de la capital con Manuela Carmena, o Barcelona En Comú, en Barcelona, con Ada Colau.

El equipo del líder enfatiza que su propuesta pasa por defender el “derecho a decidir” tanto externa como internamente, pero sin asumir la lógica política de las baronías. Por eso la decisión de las alianzas la toman los inscritos en Podemos. Se trata de avanzar en la descentralización organizativa, “la consecuencia lógica del proceso de maduración política de la organización”, señala Juanma del Olmo, secretario general adjunto del grupo parlamentario y miembro del equipo de Iglesias.

Íñigo Errejón también propone que las asambleas territoriales sean las competentes para “decidir sobre cualquier tipo de pacto o alianza electoral”, según consta en el documento organizativo de su equipo publicado ayer domingo. El número dos añade que estos pactos no “podrán contravenir los principios generales aprobados por asambleas de orden superior”.

La propuesta organizativa del líder recoge, además, la limitación de cargos a uno interno y otro externo. “Restringir los cargos de dedicación intensiva en Podemos a un máximo de dos, uno interno y otro externo”; señala su documento.

En materia de igualdad, recoge un mínimo del 50% de presencia de mujeres en los órganos de Podemos. “Entendiendo la paridad como un suelo y no como un techo”, apuntan.

Loading...