Inicio Actualidad (Imágenes) El vandalismo persiste en Barcelona: Altercados y destrozos en la ciudad...

(Imágenes) El vandalismo persiste en Barcelona: Altercados y destrozos en la ciudad durante las fiestas de la Mercè

El vandalismo persiste en Barcelona, esta vez, durante la segunda noche de las fiestas de la Mercè, en un nuevo macrobotellón con 40.000 personas reunidas la madrugada del 25 de septiembre en la Avenida Maria Cristina y la Plaza España de Barcelona. La juerga, cargada de excesos, ha derivado en numerosos actos vandálicos, especialmente en el Palacio de Congresos de la Fira, con 20 detenidos y 43 heridos.

El ‘asalto’ a la Fira de Barcelona se ha saldado con numerosos daños, como la rotura de vidrios en su fachada. Asimismo, a lo largo de la noche, se han producido varios heridos por botellazos y presuntas agresiones, 13 de ellas, ataques con arma blanca. De las 43 asistencias sanitarias, 17 han sido por lesiones leves, 23 por otras menos graves y tres por heridas graves.

Cuando agentes antidisturbios de la Guardia Urbana se han personado para acabar con los incidentes, algunos asaltantes, protegidos en barricadas, les han atacado lanzando botellas de vidrio que han hecho retroceder a los agentes; también han incendiado vehículos policiales no logotipados, seis motos de alquiler, varios contenedores y árboles en la avenida Maria Cristina.

Finalmente, hacia las 5 h, se ha producido una intervención policial en la zona que ha logrado dispersar a quienes todavía permanecían en el lugar; la operación se ha saldado con 20 detenidos.

Horas antes, miles de jóvenes se concentraban en esta zona, el área de la Avenida Maria Cristina y Plaza España, próxima a Montjuïc, consumiendo bebidas alcohólicas y escuchando música a través de grandes equipos móviles que han instalado algunos de los participantes en el macrobotellón; lo han hecho sin distancia social ni mascarillas para protegerse de la covid.

“No puede volver a pasar”

Esta parte de Barcelona ha amanecido con numerosos desperfectos en el mobiliario urbano, algunos vehículos quemados y gran cantidad de vidrios rotos y basura esparcidos por la vía pública, testimonio de la batalla campal en la que ha derivado el macrobotellón; al contrario que en la noche del jueves al viernes, la que fue la primera noche de las fiestas de la Mercè y en la que se reunieron unos 15.000 jóvenes sin que se produjeran incidentes.

El consistorio da por hecho que los botellones se repetirán todas las noches de la Mercè, aunque confía en que la fiesta mayor se desarrolle con normalidad. Ada Colau ha visitado la zona del macrobotellón y se ha referido a él como “problema de orden público”, por lo que ha pedido al conseller de Interior reforzar el dispositivo policial este sábado y que este tenga un carácter preventivo porque “esto no puede volver a pasar”; la alcaldesa también ha desvinculado el vandalismo con las fiestas de la ciudad.

Por su parte, el teniente de alcalde de Seguridad, Albert Batlle, lo ha valorado de vandalismo muy grave: “Se ha pasado de una situación de ocupación masiva del espacio público que lleva repitiéndose a lo largo del verano a un problema de orden público”.

El sindicato CSIF ha condenado los “actos de terrorismo urbano” de esta madrugada, así como “los ataques a la policía, el asalto a la comisaría de policía de la Guardia Urbana, el asalto y quema de instalaciones municipales como la Fira de Barcelona, el destrozo y quema de vehículos policiales, destrozo del mobiliario público y un largo etc.”, ha aseverado en un comunicado.

Publicidad