Imputados por delito de odio los padres que insultaron a un árbitro africano en un partido de niños

Mamadou Sow, el árbitro de origen guineano

Mamadou Sow, el árbitro de origen guineano

Los padres de dos niños que jugaban un partido de fútbol de categoría alevín en Zaragoza han quedado imputados penalmente por un presunto delito de odio. Fueron detenidos tras insultar y encararse contra un joven árbitro de origen guineano y que vive en Aragón, según cuenta ABC.

Tras permanecer casi dos días en los calabozos policiales, los padres declararon ayer lunes en sede judicial. El magistrado que lleva el caso decidió ponerlos en libertad, pero con cargos. Ahora seguirá la instrucción judicial, que acabará en vista penal contra los dos acusados.

Los hechos se produjeron el pasado sábado, durante un partido de niños de menos de 13 años que se disputó en Zaragoza entre el Atlético Ranillas B y el Helios A, dos equipos de la capital aragonesa.

Durante el encuentro, estos dos padres insultaron al árbitro e incluso llegaron a encararse con él en un conato de altercado. El joven colegiado, Mamadou Sow, de 20 años, no dudó en llamar a la Policía, que detuvo a los dos padres.

Mientras sigue la instrucción judicial contra los padres, a sus hijos la actitud de sus progenitores les puede suponer verse apartados del equipo. El Atlético Ranillas B comunicó el domingo su intención de expulsar a los pequeños del equipo y prohibir la entrada de sus padres a los campos en los que juegue el club.

Mamadou Sow denunció haber sido víctima de insultos racistas y amenazas. Dice que lo ocurrido no le va a hacer colgar las botas, que seguirá arbitrando. Pero reconoce que se sintió «indignado» durante esos incidentes. Explica que «cuando le dije qué has dicho -a uno de los padres imputados-, se puso furioso y vino hacia mí a golpearme; los que estaban cerca impidieron que me golpeara».

Loading...