Inicio Actualidad Inmigrantes ilegales de pateras en Canarias secan al sol sus billetes de...

Inmigrantes ilegales de pateras en Canarias secan al sol sus billetes de 20 y 50 euros, mojados durante la travesía

Inmigrantes ilegales en Canarias secando al sol el dinero mojado que han traído desde África en una foto tomada en los últimos días. Foto: Confilegal.

Canarias atraviesa una de sus mayores crisis en la historia respecto a su seguridad, a consecuencia de la avalancha de pateras con inmigrantes ilegales que llegan al Archipiélago.

Posteriormente, algunos de éstos ilegales, son identificados o detenidos por delincuencia por la Policía en las Islas.

Algunas de estas pateras, embarcaciones con motores básicos con inmigrantes ilegales a bordo, realmente podrían ser “maquilladas” en aguas jurisdiccionales internacionales.

A 12 millas del archipiélago canario, tal como describe la página www.vesselfinder.com.

Porque en la realidad, muchos de esos inmigrantes no parten desde Marruecos o el Sáhara sino que desde Mauritania. Son trasladados desde barcos nodriza que llevan remolcadas las pateras.

Eso es lo que se denomina un “desembarco controlado”. Los inmigrantes bajan a la patera y desde ese punto recorren la escasa distancia hasta las islas. En muchas ocasiones, no llegan ni a pisar tierra. Salvamento Marítimo los “rescata” antes.

El ciclo de la inmigración ilegal comienza en África, desembarca en las Islas Afortunadas, pero el objetivo final es obtener penetración en Europa, pues un porcentaje de estos inmigrantes ilegales, posteriormente, avalados por Cruz Roja, toman un avión con la compañía aérea Vueling desde el Aeropuerto de Las Palmas de Gran Canaria, y consiguen aterrizar principalmente en Andalucía y Valencia.

Aunque su destino final podría ser Francia, tal como relata Daniel González, secretario provincial de Acción Sindical en la Provincia de Las Palmas, perteneciente al sindicato Alternativa Sindical Policial (ASP).

Desde ASP subrayan “la preocupación que existe entre los agentes de la Policía Nacional en el Archipiélago, pues los inmigrantes ilegales que llegan a Gran Canaria podrían tener objetivos bien distintos a obtener una ayuda humanitaria”.

Los barcos nodriza proceden de Mauritania con los inmigrantes, en el límite de las 12 millas marinas, los bajan a las pateras, que han venido remolcando; a un paso de Gran Canaria, como se puede ver en la segunda imagen.

Salvamento Marítimo –el barco grande naranja– suele recoger a los inmigrantes en patera antes de que toquen tierra.

EL EFECTIVO DE ALGUNOS INMIGRANTES SE ELEVA A LOS 1.500 EUROS

“Algunos varones son sorprendidos secando billetes de 50 y 20 euros al sol, porque se les moja el dinero durante el trayecto hasta las Islas, dado que el efectivo económico con el que viajan podría llegar a ascender por inmigrante en torno a 1.500 euros, por lo que no se trataría de personas desfavorecidas o en situación de vulnerabilidad”.

“La mayoría de los ilegales que desembarcan de las pateras son hombres jóvenes en edad militar, con buena forma física para combatir, con lo que las sospechas hacia estas entradas ilegales en las costas canarias podrían fundarse en varones entrenados para introducirse en Europa con otros fines que podrían ser delictivos”, explican a Confilegal, con la mirada cautelosa puesta en el yihadismo, al haberse desmantelado recientemente una célula yihadista con un detenido en Mogán, sito en Gran Canaria, por dedicarse a la captación de mujeres para tener hijos muyahidines.

En pleno octubre de 2020, a pesar de la pandemia por el Covid-19, siguen llegando pateras a Canarias, “de forma exagerada”, matizan.

En los últimos días en el Muelle de Arguineguín se han contabilizado alrededor de 400 inmigrantes irregulares y otros 197 alojados en el Hotel de las Tirajanas de cuatro estrellas en Tunte, sumando otra patera más 100 inmigrantes en las últimas horas.

Dos de los integrantes de las pateras alojados en Bungalows de Vistaflor han sido detenidos por hurto, otros 67 inmigrantes han sido realojados en un albergue, y los menores han sido trasladados a los Apartamentos Carlota en Puerto Rico, según tienen constancia en esta organización sindical.

“Uno de los graves problemas con los que nos enfrentamos a diario respecto a la llegada de pateras a las costas de Gran Canaria, es la saturación que vivimos los agentes de la Policía Nacional, incluso policías de UIP y UPR están trabajando con esta inmigración irregular, redoblando turnos, con lo que no disponen de tiempo suficiente para encargarse de la seguridad ciudadana”, insiste el secretario provincial de ASP.

E indica: “los Servicios de Salvamento Marítimo se encuentran igualmente saturados y, presentan las mismas quejas, pues ni siquiera en los peores momentos de inmigración irregular entre 2006 a 2007 se ha vivido semejante actividad de pateras arribando al Archipiélago”.

Incluso, algunos policías nacionales, indicativos de la Comisaría de Maspalomas, se ven obligados a realizar traslados a diario, con lo que la zona sur de Gran Canaria se quedaría “más mermada”, sufriendo un descenso en el número de agentes necesarios para la labor en esta área insular, argumentan.

El sindicato ASP pone de manifiesto que “la Cruz Roja es la organización que lleva a los inmigrantes al aeropuerto de Gran Canaria, poniendo todos los medios para que se trasladen a la península, recepcionando los documentos que los identifican, desconociendo en el lugar exacto, pero manifestado por ellos que se los envían a Cruz Roja”.

La explicación que dan estos agentes policiales es que “sin esa documentación los inmigrantes irregulares no pueden viajar, estarían indocumentados, y no podrían salir de la isla, pero una vez que tienen sus pasaportes si acceden a trasladarse a la península y Europa”.

La consecuencia del tránsito de los inmigrantes que llegan en patera, que posteriormente vuelan a la península desde este aeropuerto, es que “prácticamente es imposible localizarlos para su deportación”, señalan.

Por otra parte, los patrones que manejan las embarcaciones que arriban en las costas canarias, “tendrían que ser detenidos por un delito de favorecimiento a la inmigración ilegal. Pero no se detiene a nadie, sino que se trata a todos por igual, con el rango igualitario de inmigrantes para todos los tripulantes”, denuncian desde este sindicato.

Además, los test del COVID-19 a estos inmigrantes se les realizan de manera gratuita, mientras los policías se los costean a nivel particular, manifiestan.

“Cuando es una responsabilidad del Estado por prevención de riesgos laborales, ya que uno de los mayores peligros que enfrentan los policías en su trabajo es tratar con las personas que llegan en estas pateras, cuando ni siquiera sabemos si estos inmigrantes llegan contaminados por la pandemia”.

CRECIENTE MALESTAR EN LA SOCIEDAD CANARIA

Algunos ciudadanos canarios expresan su indignación en Redes Sociales y Grupos de Whatsapp, respecto al trato desigual que reciben en relación a los inmigrantes irregulares que aterrizan en las Islas.

Recuerdan que en 2019, “alrededor de 9.000 residentes en Gran Canaria fueron alojados en polideportivos a consecuencia del desalojo de sus viviendas por los incendios forestales, mientras contemplan con asombro el traslado de las personas que, una vez desembarcan de las pateras son alojados en hoteles de cuatro estrellas”.

Fuente: Confilegal