Inicio Actualidad Interior elige a Germán Castiñeira como nuevo jefe superior de Policía

Interior elige a Germán Castiñeira como nuevo jefe superior de Policía

Nuevo Jefe Superior de Policía
Nuevo Jefe Superior de Policía

El comisario principal Germán Castiñeira, hasta ahora jefe Regional de Operaciones, será el nuevo jefe superior de Policía de Madrid. Se trata de un cargo clave dentro del Cuerpo y, según todos los que han pasado por el puesto, «un potro de tortura» por la carga de trabajo que conlleva, pero a la vez «un privilegio» por la calidad de la plantilla a su cargo y por ser uno de los espejos en los que se mira toda la Institución. Sustituye a Alfonso Fernández Díez, recientemente jubilado.

La designación de Castiñeira ha sido la última iniciativa del hasta ahora director Adjunto Operativo, Florentino Villabona, cuyo puesto desaparece por la reforma de la estructura del Ministerio del Interior aprobada ayer por el Consejo de Ministros. Ayer mismo Juan Ignacio Zoido daba luz verde al nombramiento previo informe favorable del secretario de Estado, José Antonio Nieto, y a propuesta del director general de la Policía, Germán López Iglesias.

Castiñeira es un profesional con larga trayectoria en el Cuerpo -ingresó en 1975- y desde 2002 ha ocupado distintos puestos en la Jefatura de Madrid. Antes había pasado por las plantillas de San Sebastián, Santa Coloma de Gramanet, la Comisaría General de Información y la Comisaría Provincial de Melilla.

Especializado en Información -fue jefe de la Brigada Provincial hasta marzo pasado, cuando fue nombrado jefe Regional de Operaciones-, desde hace meses su nombre sonaba con fuerza para el cargo. De hecho, cuando fue nombrado para el cargo que tenía hasta ahora se entendió desde distintos ámbitos que se trataba de una especie de «máster» para que se familiarizara con los entresijos de una jefatura superior tan complicada como la de Madrid. Además, desde la jubilación de Fernández Díez ejercía como jefe superior accidental, de modo que su nuevo nombramiento no ha sorprendido a nadie.

Curiosamente Castiñeira fue uno de los comisarios que más problemas tuvo durante las primeras semanas de mandato del anterior jefe superior, del que sin embargo acabó siendo uno de sus hombres de confianza. Se trata de un profesional muy preparado y que además tiene facilidad para las relaciones, una de las condiciones imprescindibles para ocupar un cargo como ese. Además tiene buenas relaciones con los sindicatos -está afiliado al SUP, mayoritario en el Cuerpo- lo que sin duda le será muy útil.

El nombre de Castiñeira se hizo muy conocido por la polémica surgida tras una operación contra el yihadismo la Navidad última en la que se intervinieron partes de un kalashnikov falso. La Audiencia Nacional y sus jefes le respaldaron entonces.

Dos cruces rojas

Germán Castiñeira ascendió a comisario principal en febrero de 2014 y ha sido distinguido con dos cruces al Mérito Policial con distintivo rojo y una con distintivo blanco, Medalla, Cruz, Encomienda y Placa a la Dedicación al Servicio Policial y Cruz al Mérito de la Guardia Civil con distintivo blanco.

La Dirección General de la Policía había convocado hace unos días el concurso para el puesto de jefe superior de Madrid. En el mismo se recogía que se trata de un puesto de libre designación al que podían presentarse los comisarios principales en posesión de una licenciatura.