Inicio Actualidad Isabel Coixet comparte la intimidad de sus rodajes

Isabel Coixet comparte la intimidad de sus rodajes

La cineasta barcelonesa Isabel Coixet ha presentado en Tokio la exposición Faces, un “recorrido sentimental” a través de una serie de instantáneas tomadas en la intimidad de sus rodajes que muestran los rostros de personas que han marcado la vida profesional y personal de la cineasta.

“No me considero una fotógrafa profesional en absoluto”, ha asegurado este martes la también guionista y productora en una entrevista con Efe. “Las fotografías de la exposición responden a momentos del rodaje y a la admiración por la gente con la que he coincidido”, ha explicado.

Una cincuentena de instantáneas expuestas en la capital nipona constituyen este particular testimonio de la carrera de la directora catalana, desde el rodaje de Cosas que nunca te dije, en 1996, pasando por galas de premios, encuentros en hoteles y momentos entre secuencias hasta llegar a su trabajo más reciente, La librería (2017).

“Las tomo cuando puedo y me acuerdo”, ha admitido Coixet, para quien los rodajes son procesos “intensos” en los que a menudo cuesta encontrar un receso para fotografiar: “Antes, cuando en los rodajes se tardaba más en mover de una secuencia a otra y preparar la luz, hacía más. Ahora, como todo va tan rápido…”.

Hasta enero

La exposición, que estará abierta hasta el 18 de enero, incluye retratos en blanco y negro de intérpretes tan reconocidos como Alexis Arquette, Penélope Cruz, Tim Robbins, Mark Ruffalo, Ben Kingsley o Tilda Swinton.

Asimismo, expone a otros artistas vinculados a la vida de la cineasta, como el fallecido crítico de arte John Berger, el actor y director Dennis Hopper, la cantante de Blondie, Debbie Harry, y la cineasta Agnès Varda.

El criterio para seleccionar las fotografías “va desde gente con la que he compartido momentos importantes hasta gente con la que tengo una vinculación especial”, ha detallado Coixet, cuya instantánea predilecta es también la más personal: un retrato que tomó de su padre antes de morir.

Recuerdo a su padre

“Él siempre quiso ser actor”, ha recordado la cineasta, que al incluir en la muestra su retrato, en el que se evidencia el sufrimiento físico previo a su fallecimiento, pensó que “al menos en un momento de su vida ha estado entre actores”.

La muestra de la directora que acoge el Instituto Cervantes de Tokio incluye también retratos de la actriz japonesa Rinko Kikuchi, protagonista del filme de suspense Mapa de los sonidos de Tokio (2009), rodado en la capital japonesa.

Entre los próximos proyectos de Coixet se encuentra el estreno en Japón de La librería, el próximo abril, y la emisión en la plataforma digital Netflix de su trabajo más reciente, Elisa y Marcela.

Primer matrimonio entre mujeres 

La última película dirigida por la cineasta catalana relata la historia del primer matrimonio en España entre dos mujeres, las maestras Marcela Gracia y Elisa Sánchez, y de cómo Elisa tuvo que adoptar la identidad de un hombre, Mario, para hacer oficial la unión.

Coixet escribió el guión para Elisa y Marcela hace 10 años, tras conocer en un viaje a Galicia al catedrático Narciso de Gabriel, que había escrito un libro sobre la vida y el amor de las dos mujeres.

Una década más tarde surgió la oportunidad de hacer la película para Netflix, que “ha apoyado todas las decisiones de dirección que estaban en el proyecto” original, ha asegurado la cineasta.

“Cuando escribí el guión, en la segunda página ponía que la película era en blanco y negro, y creo que en ese momento muchos productores se espantaron”, ha recordado Coixet.

Elisa y Marcela, protagonizada por las actrices españolas Natalia de Molina Greta Fernández, se encuentra en fase de posproducción, y Coixet espera que esté lista para el público en abril.

Segunda muestra de fotos

Faces es la segunda muestra fotográfica de la directora y productora, y para ella supone “un recorrido sentimental” no solo por su carrera, sino también por su vida.

“Me considero una persona que intenta conocer la naturaleza humana”, ha sostenido en la inauguración de la muestra, anoche. Y para Coixet, los rostros de la gente son “el paisaje más importante”.