Isabel Coixet: “Me van a caer chuzos de punta por el anuncio, pero a mí no me va a parar nadie”

27

El esperadísimo anuncio navideño de Campofrío se ha adelantado este año a las elecciones catalanas, al sorteo de la lotería, al Madrid-Barça del día 23 y a la Nochebuena. Convertido ya en un clásico como el que enfrenta a culés y merengues, el anhelado espot se ha proyectado por primera vez en La Casa Encendida de Madrid ante la mirada no menos encendida de su directora, Isabel Coixet, y su principal protagonista, Carmen Maura. Dos prolongados aplausos han sellado el estreno del anuncio, ya que el patio de butacas pidió un segundo pase para poder disfrutar otra vez de las delicias del ‘amorodio’. Esta palabreja, que se han sacado de la chistera los ‘cerebros’ de la agencia McCann, sirve para condensar el mensaje del corto: los españoles somos capaces de amar y odiar todo aquello que nos importa según nuestro estado de ánimo o las circunstancias.

La firma de productos cárnicos ha apostado este año por el talento español y por disciplinas tan hispanas como el fútbol, el cine, el periodismo, la música y las comidillas de actualidad. La sabia batuta de Coixet es la encargada de dirigir esta minipelícula, ambientada en un gran centro psiquiátrico al que acuden pacientes de distinto pelaje para tratarse su problema de ‘amorodio’. Por sus pasillos pululan personajes como Risto MejideJoan Manuel SerratBaltasar Garzón, Candela Peña, Irene Villa, Ona Carbonell, David Broncano, Estíbaliz Quesada, Montserrat Domínguez, Rafael Santandreu y Dani Mateo. Todos ellos se someten a las prescripciones de una circunspecta enfermera jefe interpretada por la veterana Carmen Maura, que explica a cámara los síntomas de la extraña enfermedad hispana.

Entre los sabrosos detalles que guarda el anuncio figura el homenaje que se le rinde al fallecido Chiquito de la Calzada, uno de los habituales en las siete últimas campañas de Campofrío. Inmortalizado en un enorme cuadro bajo el nombre del Conde Mor, la enfermera Maura se despide de él con un “hasta luego Lucas” dirigido al cielo. Otra de las homenajeadas es la chipionera Rocío Jurado, a quien se le toma prestada su célebre canción ‘Como yo te amo’ para transmutarla también en ‘Como yo te odio’. Esta nueva versión adaptada al ‘amorodio’ será la banda sonora de la emblemática campaña.  

Con el brazo en cabestrillo

A Isabel Coixet le hacía tanta ilusión dirigir este espot que no pudieron con ella ni los traumatólogos. “Me rompí el brazo poco después de recibir el encargo y pensé que no podría hacerlo, pero al final lo hice con el brazo roto”, comenta a este diario orgullosa. Una de las mayores motivaciones de la realizadora catalana era trabajar con Carmen Maura, la actriz a la que le hizo su primera entrevista hace 30 años en la revista ‘Fotogramas’ y de la que se “enamoró”: “Esta era mi primera oportunidad para tenerla delante de mi cámara y pensé que había que hacerlo”. A la hora de aceptar un anuncio tan vinculado a la idiosincrasia española, tampoco le amilanaron las furibundas críticas con que le premiaron las redes sociales por sus opiniones contra el ‘procés’. “No me planteé nada más porque no se puede vivir con el freno y yo digo siempre lo que pienso: a veces por el camino pierdes amigos y ganas insultos y linchamientos, pero ya soy mayor”, sentencia.

A Coixet no se le escapa que el mensaje del anuncio puede ser interpretado en clave electoral catalana. “Ahora todo se ve con ese prisma, pero es verdad que cuando me pasaron el anuncio pensé que refleja lo que estamos viviendo y lo hace con humor y distancia, que es muy importante: como dicen los americanos, dar un paso atrás y darte cuenta de que esta tensión constante no puede seguir porque no es humana”, explica. También es consciente de que el espot puede remover las aguas turbulentas y reavivar el fuego contra ella, aunque le da igual: “Estoy segura de que me van a caer chuzos de punta, pero a mí no me va a parar nadie para hacer lo que quiera y lo que tenga que hacer. No puedes vivir con miedo ni con prevención. La vida es así: hay gente que hace cosas y hay gente que critica a los que hacemos cosas. Allá ellos”.

Voto para Iceta

En cuanto a la filosofía de esta nueva campaña, la realizadora la resume en una frase: “Hay que separarse un poco de todo esto del amor y el odio y aprender a reírse de uno mismo”. Hablando de risas, se queja de que los políticos “tienen poco sentido del humor”. “El único es Iceta, que va al programa de Bertín, dice que es bajito y gordito y al pobre le caen chuzos de punta: aunque solo sea por eso yo le voy a votar”, confiesa divertida.

El anuncio se rodó en Medina del Campo (Valladolid) durante tres días con un frío polar. “El rodaje fue duro e intenso, con muchas horas de trabajo, pero ha sido una gran experiencia”, recuerda antes de confesar lo “difícil” que fue dirigir a los novatillos del reparto. “Es mejor dirigir a actores que a personas que se interpretan a sí mismas porque cuando tienes a Candela Peña Carmen Maura, muy lerdo tienes que ser para hacerlo mal: a ellas les das la guía telefónica y te la interpretan”. Entre los alumnos más aventajados destaca a Dani Mateo porque “lo hizo bien”. “Los demás estaban un poco cortados”, desvela.

Carmen Maura reconoce que el guion de la historia es “muy difícil” de llevar a la pantalla. “Me hizo mucha ilusión trabajar por primera vez con Isabel y hacer de enfermera con ese disfraz: aunque estaba agotada, me he divertido como una enana”, apunta la actriz, que se partió de “risa” cuando Coixet le enseñó aquella primera entrevista que le hizo en ‘Fotogramas’: “¡En el titular de portada yo decía que quería ser guapísima!”.