Inicio Actualidad Isco y Solari no se tragan

Isco y Solari no se tragan

Isco y Santiago Solari no se tragan. La relación entre ambos nunca ha sido buena. El jugador malagueño era uno de los grandes protegidos de Julen Lopetegui, declarado enamorado del juego del jugador del Real Madrid. No le debió gustar demasiado al centrocampista que el club destituyera al ex seleccionador, pero menos gracia le hizo que se hiciera cargo del primer equipo Solari, con el que en ningún momento ha tenido buen feeling.

En cualquier caso, en lugar de trabajar y esforzarse para ganarse un sitio en los planes del técnico argentino, la actitud de Isco desde el primer día que Solari cogió los mandos del Real Madrid deja bastante que desear. En OKDIARIO ya hemos contado los dos episodios con más tensión entre ambos en estas semanas. El primero de ellos fue a la semana de que el entrenador cogiera las riendas del primer equipo. Isco trató de dejar muy claro al ex técnico del Castilla que él tenía que ser titular con unos modos que no fueron los mejores. “Yo soy Isco y tengo que ser titular”, vino a decirle el de Arroyo de la Miel, algo que no gustó nada a Solari ni a algunos de sus compañeros.

El segundo (y por partida doble) fue tras la dolorosa derrota del Real Madrid ante el Eibar. Isco saltó al césped de Ipurua en el minuto 63 cuando ya iban 3-0, y se lo recriminó a Solari después. Fue en el autobús del equipo cuando ponía rumbo a Bilbao para coger un avión que les tendría que llevar de vuelta a la capital de España. Allí, delante de toda la plantilla, no dudó en preguntarle de  malos modos: “¿Para qué me sacas con 3-0? Si yo soy titular”. Pero antes de eso ya había habido otro momento de tensión entre ambos ese mismo día, y es que Isco habría negado el saludo a Solari en el vestuario tras la derrota ante el Eibar, otra falta de respeto intolerable que junto a la otra posterior desembocaron en su gradazo frente a la Roma.

Se masca la tensión entre ambos en el vestuario, y la solución se antoja complicada… No se tragan el uno a otro, y eso tiene difícil arreglo. Isco cree que Solari ha llegado al banquillo del Real Madrid con demasiados aires de grandeza cuando lo único que ha hecho ha sido dirigir al Castilla. Por su parte, el entrenador agentino no piensa tolerar los actos de indisciplina del malagueño. Solari cree que Isco es un jugador con un talento gigante, pero que no está siendo un buen compañero ni un buen profesional. Su sensación es que no da el máximo en los entrenamientos, que no le hace caso. Además, en lo futbolístico, considera que Isco ralentiza demasiado el juego que quiere que despliegue su Real Madrid…