Inicio Actualidad Islamistas radicales piden que se revise el caso de Asia Bibi y...

Islamistas radicales piden que se revise el caso de Asia Bibi y llaman a la huelga

Las hijas de Asia Bibi posan con un retrato de su madre

MA.- Catorce grupos islamistas de Pakistán, con el partido Tehreek-e-Labbaik Pakistan (TLP) a la cabeza, llamaron a la huelga general en respuesta a la decisión del Tribunal Supremo de absolver a Asia Bibi. Un paso más en la escalada de protestas que se suceden en todo el país desde el miércoles, día en el que esta mujer cristiana fue declarada inocente del delito de blasfemia por el que le condenaron a muerte en 2010.

Aunque en un primer momento el primer ministro, Imran Khan, amenazó con recurrir a la fuerza, el Gobierno de Islamabad decidió finalmente abrir un diálogo con los líderes de las protestas y estos, además del pulso en unas calles en las que cortaron carreteras y quemaron coches, decidieron apostar también por la vía legal y pidieron la revisión del veredicto.

En medio de la crispación social que ha levantado el caso, Asia Bibi permanece en la prisión de Multán en la que ha cumplido la mayor parte de su condena. Como ya hizo su marido al conocer la sentencia, Saif ul Malook, su abogado, aseguró que su defendida deberá abandonar Pakistán «por seguridad», según recogieron los medios locales. El letrado también confesó que teme por su propia vida y que «no creo que esté seguro» en un país en el que los dos últimos personajes públicos que osaron hablar a favor de Asia Bibi y en contra de la ley antiblasfemia fueron asesinados.

En 2011 el gobernador del Punjab, Salman Taseer, y Shahbaz Bhatti, ministro de Minorías y único cristiano del Ejecutivo en ese momento, fueron abatidos a tiros por defender públicamente a esta mujer un año después de su ingreso en prisión. El asesino de Taseer, Mumtaz Qadri, fue capturado y condenado a la horca y este fue uno de los motivos que impulsaron a la creación del partido radical TLP a mediados de 2015, centrado en la defensa de la ley anti blasfemia. Aunque es una fuerza política nueva, tiene miles de seguidores y su mensaje ha calado especialmente hondo en la provincia del Punjab en la que vivía Bibi.

Recurso ante la Justicia

Además de llamar a la huelga y mantener a miles de seguidores en las calles, los grupos islamistas radicales decidieron recurrir la sentencia absolutoria porque no «sigue la jurisprudencia» en este tipo de casos ni las normas islámicas, según declaró el clérigo Qari Mohamed Salam, firmante de la denuncia contra Bibi en 2009. El religioso pidió la revisión del caso en el Tribunal de Apelación de la Sharia, una sala judicial que vigila que las decisiones sigan la jurisprudencia islámica, y que se prohíba a esta mujer cristiana salir del país de forma cautelar mientras se estudia la petición. El Gobierno aceptó el recurso, pero adelantó que no piensa incluir a Bibi en la lista de personas que no pueden abandonar el país.