Israel investiga el vídeo de un francotirador disparando a un palestino desarmado en Gaza

8

El Ejército israelí ha anunciado este lunes que está investigando un vídeo, difundido a través de las cadenas de televisión del país tras circular por las redes sociales, que muestra a un francotirador disparando contra un palestino desarmado que se encontraba al otro lado de la frontera con la franja de Gaza. Según se puede apreciar en el vídeo, el disparo, que alcanza y derriba al hombre, es recibido con vítores por parte de los soldados israelís presentes en la escena. 

Las imágenes, grabadas a través de un visor telescópico, muestran a una figura quieta y sola, al otro lado de la valla que separa el territorio israelí y el palestino. Entonces se oye un disparo y el hombre cae desplomado al suelo. 

“¡Sí! ¡Hijo de puta! Menudo vídeo. Eso, corred a evacuarlo”, se escucha que dice una voz en hebreo mientras al otro lado de la frontera un grupo de personas corren a socorrer al hombre abatido. 

Fecha desconocida

El vídeo se ha difundido tras varias semanas de protestas en la frontera entre Gaza e Israel, que han dejado un total de 30 palestinos muertos y un clamor mundial de denuncia del uso de fuego real por parte de francotiradores del Ejército israelí contra manifestantes desarmados. No obstante, fuentes militares señalan que las imágenes podrían haber sido grabadas hace meses.

“Este vídeo aparentemente muestra un acto que ocurrió hace varios meses”, ha declarado el portavoz del Ejército israelí, quien ha añadido que “el incidente será investigado a fondo”.

Los soldados israelís tienen autorización para disparar a los manifestantes al otro lado de la frontera en caso de que estos estén armados, sean una amenaza para la vida de los soldados o intenten infiltrarse en territorio israelí, tres supuestos que, en principio, no se cumplen en este vídeo. 

Semanas de tensión

El Ejército israelí ha desplazado francotiradores a este punto de la frontera con el objetivo de crear un área segura cerca de la valla y detener a los palestinos que en las últimas semanas han intentado cruzar la frontera, en el marco de unas protestas que han sido bautizadas como “La Gran Marcha del Retorno“. Entre sus reivindicaciones están el regreso de los refugiados palestinos a sus pueblos y lugares de origen, que se vieron obligados a abandonar tras la creación del estado de Israel. 

Por su parte, las autoridades israelís aseguran haber advertido a los manifestantes de que no se acerquen a la valla, y acusan a Hamás, el grupo islamista palestino de controla Gaza, de instigar las protestas. Asimismo, han rechazado la investigación independiente sobre los hechos que han reclamado la ONU y la Unión Europea