James Comey:

Donald Trump no pidió específicamente al exdirector del FBI, James Comey, dejar de investigar sobre el exasesor de seguridad nacional, Michael Flynn, y sus vínculos con Rusia. Así lo confirmó este jueves Comey en una declaración en persona ante el Comité de Inteligencia del Senado y cuyo contenido fue publicado ayer en la web del Senado de EEUU.

En su comparecencia, James Comey acusó al gobierno estadounidense de haber “difamado” tanto a él como al FBI usando “mentiras, simples y sencillas” cuando explicó las razones por las que había sido despedido el mes pasado. Dejó en manos del fiscal especial designado para la investigación de la posible injerencia rusa en las elecciones de 2016, Robert Mueller, determinar si Trump incurrió en alguna falta al pedirle “lealtad” y que “dejara pasar” sus pesquisas sobre el exasesor de seguridad de la Casa Blanca Michael Flynn.

Comey documentó sus encuentros con Trump porque temía que después éste“mintiera” sobre sus conversaciones

“No me toca a mí determinar si el presidente estaba tratando de obstruir la justicia”, dijo el exdirector del FBI, que consideró las órdenes que recibió de Trump muy “perturbadoras y preocupantes”. Además, dijo estar “seguro” de que Mueller está investigando la actitud del mandatario en ese sentido. El delito de obstrucción a la justicia puede usarse para abrir un proceso de destitución del presidente, un juicio político que defienden algunos legisladores de la oposición demócrata.

El exdirector del FBI explicó que documentó sus encuentros a solas con Donald Trump porque temía que después este “mintiera” sobre el contenido de sus conversaciones. “Estaba honestamente preocupado por el hecho de que él pudiera mentir sobre la naturaleza de nuestro encuentro”, dijo el exdirector del Buró de Investigaciones (FBI) durante su esperada audiencia ante el Comité de Inteligencia del Senado estadounidense. “Sabía que podría llegar un día en que pudiera necesitar un registro de lo que pasó no sólo para defenderme, sino para defender al FBI”, agregó ante los senadores, bajo juramento.

Sobre los tuits de Trump en los que insinuó hace semanas que esas conversaciones se podían haber grabado, Comey exclamó: “He visto esos tuits. Dios mío, espero que haya cintas”.

El exdirector del FBI, minutos antes de iniciar su declaración ante el Comité de Inteligencia del Senado El exdirector del FBI, minutos antes de iniciar su declaración ante el Comité de Inteligencia del Senado (Drew Angerer / AFP)

Comey fue despedido de manera fulminante el 9 de mayo por el mandatario, cuyo equipo dio argumentos contradictorios para explicar la decisión del mandatario. Según el exdirector del FBI, Trump había reconocido su buen desempeño al frente del cuerpo en varias ocasiones, incluido un momento en el que le susurró, en un abrazo en la Casa Blanca, que “estaba deseando” empezar a trabajar con él. “No sé por qué fui despedido”, zanjó al ser preguntado a ese respecto. “Tal vez por la forma en la que dirigía la investigación rusa y la presión que esto ejercía sobre él”, agregó.

El exjefe del FBI aseguró que las investigaciones que se están dando sobre la trama rusa en el Senado pueden coexistir con las que está liderando el propio Mueller, quien le precedió durante años al frente del Buró Federal de Investigación (FBI) y al que calificó como “uno de los grandes profesionales” de Estados Unidos.

El exdirector del FBI no duda de la intervención de Rusia en las elecciones de EE.UU.

Asimismo, Comey dijo que el presidente no le pidió directamente parar las investigaciones sobre la supuesta injerencia rusa en los comicios presidenciales de 2016, sobre los que indicó que no tiene “ninguna duda” de que el Kremlin estuvo detrás de los ciberataques contra el Partido Demócrata para perjudicar a su candidata presidencial, Hillary Clinton.

Comey explicó a los senadores que el FBI identificó el primer ataque informático por parte de los rusos a finales del verano boreal de 2015, en el que fueron afectados “cientos o miles” de individuos.

Trump lo presionó para que le fuera leal, buscó tolerancia para Michael Flynn y le pidió que disipara la “nube” de la investigación sobre Rusia

Según el testimonio escrito del exjefe de inteligencia revelado este miércoles, el presidente estadounidense lo presionó para que le fuera leal, buscó tolerancia para Michael Flynn y le pidió que disipara la “nube” de la investigación sobre Rusia que pende sobre la administración. “Espero que puedas ver claro el camino para dejar pasar esto, para dejar que Flynn se vaya. Él es un buen tipo”, le dijo Trump a Comey en uno de sus encuentros a solas.

Comey detalló en el texto cómo el mandatario le invitó poco después de su toma de posesión a una cena en la Casa Blanca, en la que en un principio parecía que iban a acudir más asistentes y que, finalmente, acabó siendo un encuentro cara a cara en el que el magnate le preguntó por sus intenciones de seguir al frente del FBI.

“El presidente empezó preguntándome si quería seguir siendo el director del FBI, cosa que me pareció extraña porque ya me había dicho dos veces en conversaciones anteriores que esperaba que me quedara, y le había asegurado que tenía la intención de hacerlo. Dijo que a mucha gente le gustaba mi trabajo y, dada la presión que había tenido durante el año anterior, él entendería si yo quería irme”, rezaba la declaración de Comey.

El exdirector le respondió que “siempre podría contar” con su “honestidad” y para decirle la verdad. Unos momentos más tarde, el presidente dijo: ‘Necesito lealtad, espero lealtad’. “No me moví, hablé ni cambié mi expresión facial de ninguna manera durante el incómodo silencio que siguió. Nos miramos simplemente en silencio. La conversación siguió adelante, pero volvió al tema cerca del final de nuestra cena”, señaló en su declaración escrita.

“Mis instintos me dijeron que el encuentro cara a cara, y la pretensión de que nuestra primera discusión fuera sobre mi puesto significaba que la cena era, al menos en parte, un esfuerzo para que yo le rogara por mi trabajo y crear algún tipo de relación de clientelismo. Eso me preocupó mucho, dada la posición tradicionalmente independiente del FBI del Poder Ejecutivo”, agregó el exdirector del FBI.

“Trump me dijo: ‘Espero que te des cuenta que debes olvidar esto’”

James Comey

En su escrito, Comey también reveló una petición que encontró “muy preocupante”. En su encuentro, Trump le expresó su deseo de que se “olvidara” del tema, en relación a la investigación de Michael Flynn, el dimitido asesor de seguridad nacional, que habló de levantamiento de sanciones con el embajador ruso en Washington y recibió dinero de Rusia para asistir a una cena pública en Moscú con el presidente ruso Vladímir Putin en 2015.

Según Comey, Trump le llamó (el 30 de marzo) para pedirle “la nube”, en referencia a la investigación sobre Rusia, le estaba perjudicando su capacidad de actuación como presidente. “Dijo que no había estado involucrado con prostitutas en Rusia – en relación a un informe de la filtración de un informe de un exespía británico-”. “Nos preguntó qué podíamos hacer para levantar la nube” y “enfatizó los problemas que esto le estaba causando”.

Por su parte, Trump no tiene ninguna actividad pública programada hasta las 12:30, por lo que se espera que se sumara al resto de ciudadanos estadounidenses y siguiera la comparecencia del exdirector del FBI en directo.

Loading...