Inicio Actualidad John Scofield: “En 1977 no estaba mal, ¡pero ahora soy mejor!”

John Scofield: “En 1977 no estaba mal, ¡pero ahora soy mejor!”

John Scofield, guitarrista de referencia del jazz moderno, presenta disco y grupo, Combo 66, el martes en el Festival de Jazz de Barcelona (sala Barts, 20.30 horas)

¿Cuánto tiempo está de gira?

Más de la mitad del año.

¿Por qué lo hace? Imagino que económicamente no lo necesita.

La gente cree que estoy loco, y quizás tienen razón. Pero esta música pide que toques continuamente. Los grandes músicos de los viejos tiempos tocaban hasta cinco sets por noche en un club. Por eso eran tan buenos. Y no me refiero solo al virtuosismo. Hablo de creatividad, de la capacidad de improvisar, de tener buenos reflejos para responder a lo que los demás tocan. Todo eso se hace a base de tocar.

Su nuevo disco se llama ’66’ en referencia a su edad. ¿Cómo se imaginaba a los 66 cuando empezó a despuntar?

¡No me imaginaba ni que estaría vivo! Como mucho me veía cumpliendo 40. A los 16 años descubrí el jazz y simplemente quería formar parte de aquello. Me resultaba increíblemente romántico. Nunca pensé que podría tener mi propio grupo o ser alguien en el jazz.

Pues ha llegado a tocar en estadios llenos.

Cuando tocaba con Miles Davis, aquello era su versión del rock de estadios. A nivel de ritmos y de volumen era otro tipo de música, pero en el fondo era jazz. Aunque en esa época quería tocar cosas de Michael Jackson y por eso tenía a aquellos músicos y usaba toda aquella potencia. Creo que había detalles en la música de Miles que se perdían en esos sitios. Yo prefiero tocar en otros contextos, ahí no me siento cómodo, aunque en mi manera de tocar hay rock and roll porque de allí es de donde vengo.

¿Cómo ha cambiado como artista desde que empezó?

Tengo el mismo objetivo que entonces, que es hacerlo bien. Pero me he vuelto mejor a base de tocar mucho. En 1977 no estaba mal, ¡pero ahora soy mejor!

Para muchos es usted un ‘guitar hero’. ¿Le incomoda?

Todo el rollo ‘guitar hero’, no sé ni lo que es en realidad. Miles Davis, Bill Evans, Charlie Parker, Jim Hall… Mis héroes tenían, sobre todo, musicalidad. Y lo de ‘guitar hero’, además, es una cosa muy de los 60, ¿no? De Clapton, Hendrix. Y adoro a esos tíos. O sea que si me juntan con ellos, pues fantástico.

¿La industria le presionó para que jugara ese papel?

¡No lo sé! Yo solo quería tener gente en los conciertos para poder seguir tocando y no dar clases de guitarra. Todo esto solo ha sido una forma de evitar tener un trabajo de verdad. Así es como lo veía al principio, y en el fondo aun lo veo igual.

Una idea muy rock and roll.

Supongo que sí, y antes de que existiera el rock and roll seguramente era una idea muy del jazz. Y quizás en los tiempos de J.S. Bach la gente ya pensaba lo mismo.

¿Qué es lo que le gusta de Combo 66?

Me alucina lo bien que tocan. Los tres son jodidamente buenos. Sin exagerar, seguramente son mejores que yo. El contrabajista Vicente Archer siempre me sorprende y tiene un groove increíble. Bill Stewart, con quien he tocado casi 30 años, es el más musical de grupo y eso que toca la puñetera batería. Y el pianista Gerald Clayton es una de las mejores voces jóvenes del jazz. Tengo mucha suerte con ellos.