Inicio Actualidad Jorge Martín conquista el Mundial de Moto3 en Malasia

Jorge Martín conquista el Mundial de Moto3 en Malasia

El piloto español Jorge Martín  se proclamó este domingo campeón del mundo de Moto3 tras ganar el Gran Premio de Malasia, en un emocionante enfrentamiento con su rival por el título, el italiano Marco Bezzecchi (KTM).

El español, que partió en la ‘pole position’, se impuso en el circuito de Sepang con 38 minutos 34 segundos y 799 milésimas, mientras que Bezzecchi apenas pudo quedar en quinta posición, concediendo a Martín un liderato insalvable en la clasificación general.

Bezzecchi, quien había comenzado en segunda posición, se puso a la cabeza al inicio de la carrera y la dominó durante gran parte de la primera mitad, con Martín a la zaga. Pero justo después del ecuador de la carrera, Martín se lanzó por el interior de la última curva del circuito de Sepang para ponerse primero.

El español y el italiano mantuvieron un tenso duelo durante varias vueltas y llegaron a tocarse en más de una ocasión.mPero a cuatro vueltas de la final, Martín aceleró para alejarse de Bezzecchi, quien pareció perder la voluntad de luchar y fue cediendo posiciones.

Ganar el título mundial “es una sensación increíble”, dijo Martín, de 20 años, tras proclamarse vencedor. “Ha sido una carrera muy difícil, quería escaparme”, contó. Fue otro italiano, Lorenzo Dalla Porta (Honda), quien quedó segundo en la carrera, y su compañero de equipo y compatriota Enea Bastianini cerró el podio.

Séptima victoria de la temporada

La de este domingo fue la séptima victoria de la temporada para Martín y su primer título mundial, además de su 11ª ‘pole position’, su especialidad. En 2017 había quedado cuarto de la clasificación general.

El madrileño debutó en la categoría en 2015 con su equipo actual, Del Conca Gresini Moto3, logrando nueve podios, con una victoria en la última carrera y nueve ‘poles’, quedando cuarto en la clasificación de pilotos. La temporada 2018 no fue fácil para él, con varios abandonos (España, Francia, Cataluña) y una fractura en la mano izquierda durante los entrenamientos libres del GP de República Checa, que lo privó de la carrera. Ahora por fin, llega la recompensa a toda una vida trabajando.