Jorge Mendes, en el punto de mira por la trama de fraude fiscal de sus futbolistas

Durante años ha sido el rey del fútbol sin pisar el césped. Un agente capaz de facturar una cantidad ingente de millones superior a Cristiano Ronaldo o Leo Messi. Jorge Mendes, el hombre de los más de 1.000 millones de euros en traspasos, es quien en la sombra ha gobernado los designios de algunos de los mejores futbolistas de la década y, por ende, de sus equipos. Sin embargo, sus prácticas, al menos en España, podrían estar más que amenazadas por sus problemas con la justicia. Su imputación en el caso Falcao y las denuncias de la Fiscalía contra siete de sus representados dejan al famoso agente contra las cuerdas.

Su influencia ha ido más allá de lo deportivo durante casi una década. Mendes ha presidido este circo con unos tentáculos que se extienden por los mejores campos de las ligas europeas. Pero al representante más exitoso del mundo, cuya empresa Gestifute presume de facturar 85 millones de euros anuales en comisiones, le han salido varias piedras en el zapato.

Si Mendes fuese responsable solidario se debería enfrentar a los mismos delitos y a las mismas competencias penales que el autor, ya que sería considerado como cooperador necesario”

Carlos Cruzado

Presidente del sindicato Gestha

La Hacienda española, apoyada por la Fiscalía, lleva tiempo trabajando para estrechar el cerco sobre el método Mendes. Una estrategia de ingeniería fiscal, desvelada por Football Leaks y publicada por El Mundo en España, que ha sido catalogada como ilegal en varios casos y que, tras la Doctrina Messi dictada por el Tribunal Supremo, podría terminar perjudicando penalmente también al representante portugués.

Así lo asegura el Presidente del sindicato Gestha (Sindicato de técnicos del Ministerio de Hacienda), Carlos Cruzado, que considera en declaraciones a La Vanguardia que la similitud en los esquemas de todos estos futbolistas representados por Mendes “hace necesario se que le investigue, podría ser sancionado como responsable solidario. En este caso se debería enfrentar a los mismos delitos y a las mismas competencias penales que el autor ya que sería considerado como cooperador necesario”, explica.

Tres terremotos han sacudido en los últimos días el imperio del portugués. Por un lado, la denuncia de la Fiscalía a Cristiano Ronaldo, buque insignia de Gestifute y del Real Madrid, por defraudar 14,7 millones de euros. A eso se ha unido este pasado martes la denuncia a Mourinho por defraudar 3,3 millones.

El otro sismo, y quizás el más significativo, ha sido su imputación por el caso Falcao. Por primera vez después de que hasta siete de sus representados hayan sido denunciados por la justicia, Jorge Mendes tendrá que declarar como responsable del asesoramiento del futbolista, al que se le acusa de defraudar 5,66 millones de euros en 2012 y 2013.

La sentencia del Supremo en el caso Messi es un varapalo para la Agencia Tributaria y para la Fiscalía, por investigar el papel de asesores como Mendes”

Carlos Cruzado

Presidente del Sindicato Gestha

Hasta este momento han sido numerosos los jugadores denunciados por la Fiscalía. Algunos, como Carvalho y Mourinho habían llegado a pactos millonarios para no ir a juicio. Otros, como Cristiano, Falcao, Pepe, Coentrao y Di María han sido investigados y en su mayoría imputados.

La novedad en todos estos casos la aportó el colombiano, que aseguró que todo había sido idea de Mendes. Eso ha llevado a que la Agencia Tributaria y la judicatura se planteen la responsabilidad de estos asesores en los casos de fraude fiscal, algo refuerza la sentencia del Tribunal Supremo en la Doctrina Messi.

Cruzado considera muy importante esta sentencia, que califica de “varapalo para la Agencia Tributaria y para la Fiscalía por no haber investigado el papel de estos asesores. Falcao lo ha señalado como el asesor que le ayudó a fabricar ese sistema con el que presuntamente defraudó. La Fiscalía debería investigarlo, pero después de esa sentencia han salido nuevos casos y no se ha denunciado a los asesores”, critica. El experto añade que, visto el precedente de Falcao y la Doctrina Messi no sería descabellado que el agente portugués fuese imputado por el caso de Cristiano u otros.

Cristiano Ronaldo, con la selección de Portugal Cristiano Ronaldo, con la selección de Portugal (Yuri Kadobnov / AFP)

El Alto Tribunal abrió la puerta de par en par a que la responsabilidad civil y penal en los delitos contra Hacienda no solo recaiga en el defraudador, considerado sujeto pasivo, sino también en los asesores que buscan, ofrecen y ejecutan estrategias con el objetivo de declarar lo menos posible fuera de la ley. “No se acierta a encontrar coherencia en esa estrategia procesal, que garantiza impunidad a tales profesionales y fundamenta la acusación al recurrente en el empleo de fórmulas que éstos crearon y suministraron al acusado, incluso hasta gestionar su puesta en práctica”, afirmó el Supremo en la sentencia de Messi.

La presión de Hacienda y los múltiples casos que le rodean podrían derivar en alguna actuación contra Mendes. De hecho y tal y como asegura el abogado experto en derecho deportivo Xavier Canal, “desde 2003 existe una sentencia (SSTS 1231/1999, 26 de julio y 264/2003, 30 de marzo) que considera cooperador necesario al asesor fiscal que planeó y diseñó la compleja operación de ocultación de beneficios”, explica.

La estrategia de los futbolistas representados por Mendes

Tal y como desveló la investigación de la red europea EIC (European Investigative Collaborations), confirmado después por la Fiscalía, el afamado método Mendes sería un sistema de ingeniería fiscal para eludir impuestos que consiste en hacer circular los ingresos por los derechos de imagen de los futbolistas a través de un entramado societario establecido en paraísos fiscales con la intención de “la ocultación”, según la Fiscalía.

El método, presuntamente ideado por Carlos Osorio de Castro (abogado y mano derecha de Mendes), comienza, según datos del ministerio público, con la simulación de la cesión sus derechos de imagen a sociedades domiciliadas en las Islas Vírgenes Británicas, Panamá o Belice, de las que los futbolistas suelen ser socios únicos.

Esas empresas nunca llegan a tener actividad, porque inmediatamente ceden la explotación de los derechos a Multisports&Image Management LTD –es el caso de Cristiano Ronaldo- o a Polaris Sports, de la que Mendes y su sobrino Luis Correia poseen el 95% de las acciones, como desveló la investigación internacional de Football Leaks que en España publicó El Mundo.

Estas sociedades radicadas en Irlanda tributan a un tipo impositivo del 12,5%, muy inferior al que hay en España. Una vez reciben el dinero, este vuelve a pasar por paraísos fiscales caribeños antes de, según Football Leaks, viajar definitivamente a bancos suizos, cuya opacidad es de sobra conocida.

Loading...